thumbnail Hola,

En 2010, el holandés cuajó una temporada excepcional, pero el campeón fue Lionel Messi. Además, no estuvo ni entre los tres primeros clasificados del galardón que otorga la FIFA

OPINIÓN | GORKA POSADA

Con motivo de la lista de los candidatos al Balón de Oro 2012 que otorga la FIFA, existen demasiadas controversias sobre los jugadores que optan a ser premiados. Nadie sabe en qué se basa el jurado a la hora de decidir quienes son los candidatos a ganar el galardón. Al ser un premio anual, lo más sensato sería pensar que el trofeo va hacia el futbolista que mejor temporada haya realizado, aunque hay casos en los que no sabes qué pensar.

Lo dicho, eso sería lo más sensato de creer, pero el caso de Wesley Sneijder es un ejemplo para comenzar a pensar que no sólo se basan en la temporada realizada por el jugador. A pesar de la gran campaña en el Inter de Milán en la 2009/2010, el holandés ni siquiera entró entre los tres mejores jugadores del mundo. El premio se lo llevó Lionel Messi (22,65% de los votos), por delante de Andrés Iniesta (17,36%) y Xavi Hernández (16,48%). Sneijder fue cuarto con el 14,48%.

La campaña del centrocampista fue espectacular. Con el '10' a la espalda, Sneijder añadió en su palmarés una Champions League, un Mundial de Clubes, una Serie A, dos Copas de Italia y una Supercopa de Italia. Además, fue subcampeón del mundo con Holanda en Sudáfrica 2010. A nivel personal, fue Balón de Plata y Bota de Bronce en el mundial y mejor centrocampista de la Liga de Campeones. También fue nombrado tercer mejor constructor de juego del mundo según la IFFHS.

Si hablamos de la Liga de Campeones, el holandés fue clave para el equipo dirigido por José Mourinho en prácticamente todos los partidos. En octavos de final, estuvo presente en los tres goles de su equipo frente al Chelsea, en cuartos, anotó y dio una asistencia de gol a Diego Milito -otro de los grandes ausentes en esa lista tras ser nombrado delantero y jugador del año para la UEFA y futbolista del año en la Serie A- frente al CSKA de Moscú.


Los aficionados del FC Barcelona recordarán las semifinales frente al Internazionale, en las que quedaron apeados gracias, en parte, al juego desplegado por el futbolista holandés. Wesley marcó un gol en la ida y dio una asistencia. Además, en la final que se disputó en el estadio Santiago Bernabéu, también dio una un pase de gol al delantero argentino frente al Bayern Múnich, convirtiéndose en el máximo asistente de la Champions en esa temporada y nombrado como mejor centrocampista del torneo.


En el mundial de Sudáfrica, Sneijder disputó siete partidos con la 'Oranje', todos ellos de titular, anotando cinco goles. El centrocampista apareció en los partidos importantes, como por ejemplo, frente a Brasil en cuartos de final, en el que marcó el 2-1 definitivo. En la semifinal frente a Uruguay, también marcó.

Con esa temporada, cuesta creer que el ex jugador del Real Madrid no estuviese ni en el pódium del FIFA Balón de Oro. Encima, hay un dato que corrobora todo lo dicho anteriormente. La revista France Football anunció tras darse a conocer el ganador que hubiera ganado el antiguo Balón de Oro, ya que los periodistas votaron al centrocampista. Un error. Señoras y señores, a Wesley Sneijder le deben un Balón de Oro.

Artículos relacionados