thumbnail Hola,

El entrenador del Manchester United está nominado al galardón pese a la mala temporada que realizaron los 'Red Devils'

OPINIÓN | QUILLO BARRIOS

Estas líneas no son una crítica hacia Sir Alex Ferguson. Más bien son una reflexión en voz alta sobre los criterios que se utilizan a la hora de decidir los candidatos al Balón de Oro.

Un premio sobrevalorado, que no camina por un sendero recto y que se basa única y exclusivamente en las opiniones y sensaciones de un grupo de personas. Ni siquiera hay datos estadísticos que apoyen ciertas candidaturas, como por ejemplo, la de Ferguson.

Resulta increíble que el técnico escocés esté en la misma lista que José Mourinho o Roberto Di Matteo, entre otros. La temporada del Manchester United fue tan mala que, en lugar del halago a Ferguson, habría que atreverse a lanzar una crítica.

El mejor rendimiento de los Red Devils tuvo lugar en la Premier League, pero no fueron capaces de vencer al Manchester City en la lucha por el título. Lejos del torneo de la regularidad, el equipo de Old Trafford cosechó un ridículo tras otro, hasta el punto de firmar una de las peores temporadas de la última década.

Quedaron lejos de las rondas decisivas en FA Cup y Carling Cup (ahora conocida como Capital One). En Champions League, el suspenso fue casi histórico. Fueron terceros en un grupo con rivales de la talla de Benfica, Basilea y Otelul Galati. Un desastre mayúsculo que, sin embargo, le permitió al Manchester United disfrutar de una segunda, y última, oportunidad: La Europa League.

En octavos de final de dicho torneo, los hombres de Alex Ferguson fueron humillados por un Athletic de Bilbao que los arrolló en Old Trafford y San Mamés. La eliminación supuso un nuevo golpe a la moral de una plantilla que firmó una campaña desastrosa.

Como ven, los datos dejan claro que el Manchester United ofreció la peor de sus versiones a lo largo de la 2011/2012. Sin embargo, Alex Ferguson es candidato a llevarse el Balón de Oro. Carente de lógica, parece un guiño a su trayectoria más que una valoración honesta a su trabajo durante los últimos meses.

Otros como Diego Simeone, campeón de Europa League y Supercopa de Europa, no aparecen en la lista de favoritos para ganar el preciado galardón. ¿De verdad siguen pensando que el Balón de Oro no es un premio sobrevalorado? ¿Es necesario montar un circo por un trofeo individual que se basa más en feelings personales que en hechos deportivos? Conmigo no cuenten...

Encuesta del día

Relacionados