thumbnail Hola,

El jugador nigeriano no termina de adaptarse al Real Betis, ahora se marchará con su selección a la Copa de África durante un mes. El fichaje podría ser un fiasco

Emmanuel Nosakhare Igiebor ha sido uno de los nombres propios de este verano en el seno del Real Betis Balompié. Un jugador con estilo y buen cartel, un centrocampista con llegada, joven, con un físico portentoso, y goleador. La mayoría lo considera un gran negocio para el Betis. Incluso algunos empezamos a ver una comparación entre el nigeriano y el recordado jugador camerunés Achille Emaná. Pasados ya dos meses de su llegada, el jugador no termina de convencer, y, por si fuera poco, se marchará en un mes clave de la competición española a jugar la Copa de África con su selección, Nigeria.

Durante el período estival, el equipo sevillano comenzó unas arduas negociaciones para hacerse con  los servicios del jugador de 21 años. Aunque a priori no pareciera que el fichaje fuera a costar demasiado dinero, por tratarse de un club de una liga menor como es la israelí, el Hapoel de Tel Aviv no iba  poner fácil la salida de una de sus estrellas. Las negociaciones se prolongaron durante casi un mes, e incluso parecía que todo se rompería cuando el jugador se pasó exigiendo dinero para su futuro contrato, algo que el Betis, que tiene un límite salarial para sus profesionales, no podía permitirse, e incluso el club emitió un comunicado explicando que las conversaciones por este jugador habían finalizado.

Finalmente, las partes llegaron a un acuerdo y el jugador aterrizó en el Betis el 24 de agosto, después de tener permiso de la entidad verdiblanca para disputar la previa de la Europa League con su antiguo club. Nosa puso rumbó a Sevilla, pero no pudo debutar debido a la suspensión del Betis- Atlético de Madrid, planificado para la segunda jornada liguera. El conjunto sevillano, estuvo si n competir durante más de veinte días, entre la suspensión y  los compromisos de las selecciones. No obstante, ese período le debería venir bien al ex jugador del Hapoel para adaptarse a su nuevo club, y a sus compañeros de equipo. El nigeriano fue incluido en su primera lista para enfrentarse al Valladolid.

En Pucela debutó, y no pudo tener peor suerte. Pepe Mel le dio la alternativa para disputar los últimos veinte minutos y los espectadores vimos a un jugador descentrado y desubicado, por si fuera poco algún problema debía tener en el calzado, que se resbaló no menos de diez veces, en una situación que estuvo entre en el esperpento y lo cómico.

Después del aciago debut, Igiebor desapareció de las convocatorias del técnico bético, a las que no regresó hasta el pasado fin de semana para enfrentarse a la Real Sociedad. Mel le otorgó galones de titular, pero el “21” de los verdiblancos, desaprovechó la oportunidad que tuvo en el Villamarín, ya que tras unos buenos primeros minutos, el nigeriano se fue diluyendo hasta casi pasar desapercibido sobre el césped.

Con todos estos sucesos ya en su contra, ayer el nigeriano certificó con su selección su presencia en la próxima Copa de África después de ganar a Liberia por 6-1. Si todo va según lo previsto, Nosa se marchará a Sudáfrica del 19 de enero al 10 de febrero, para jugar este campeonato con la selección de “Las águilas verdes”. El Betis perdería a su fichaje más caro durante más de un mes.

Si Igiebor, siguiera rindiendo a este paupérrimo nivel, que se marchará a la Copa de África en una fase clave de la temporada, podría ser la gota que colmará el vaso de la paciencia de dirigentes y aficionados béticos, que verían como uno de los fichajes más esperados sería una verdadera decepción. No obstante, el nigeriano tiene aún oportunidades de darle un vuelco a esta situación, apenas acaba de llegar y aún habrá calma con él, su juventud y su cártel aún le abalan, pero ya se sabe como dice el refrán, “camarón que se duerme se lo lleva la corriente”. 

Encuesta del día

Artículos relacionados