thumbnail Hola,

15 jugadores del Barcelona han partido rumbo a sus países para disputar partidos con sus respectivas selecciones con el peligro de volver lesionados

 Pilar Suárez
 Editorial | Barcelona
Síguele en

Si algo ha dañado al Barcelona en lo que va de temporada y es un mal que acarrea desde la temporada pasada, son las lesiones. Decir que para Tito esta es una situación nueva, sería mentir porque el técnico junto a Pep Guardiola vivió y sufrió esas mismas situaciones.

La plantilla cuenta con siete bajas importantes en este momento: Puyol, Piqué, Abidal, Alves, Thiago, Muniesa y Cuenca. En la mayoría de los casos, el regreso al terreno de juego de cada uno de estos jugadores no será tan pronto como se quisiera, excepto en el caso de Piqué, que pasada la fecha FIFA es casi seguro que ya estará listo para volver con el equipo. 

Puyol sería el segundo el regresar, el central tiene todavía por delante una baja de unas siete semanas pero según ha dicho el mismo defensa ha acelerado el paso para volver lo antes posible y se habla de que su regreso se podría dar en alrededor de cinco semanas.

Tito no conoce la derrota en lo que va de Liga, seis victorias y un empate con un equipo mermado tiene mucho mérito y a pesar de que todos y cada uno de los jugadores del Barça tienen una calidad alta para jugar en este club, también es cierto que ya existe un equipo acostumbrado a jugar más o menos con los mismos, sobre todo en lo que se refiere a al centro del campo. Xavi, Iniesta y Busquets sólo han podido estar juntos en dos partidos (Supercopa) y esto sin duda se ha notado.

Esta situación ha hecho que Tito no haya logrado aún asentar a su equipo, no están en su mejor forma y aunque a estas alturas de la Liga casi ningún equipo está en su mejor nivel, a los blaugranas les está lloviendo sobre mojado, una vez más.

Pero lo que ha hecho Tito tiene mucho mérito, victorias sufridas y un empate ante el Real Madrid donde los madrileños de haber estado en buena sintonía podrían haberse aprovechado de la débil defensa blaugrana.

Si todo sale como lo planeado y ningún jugador regresa lesionado, los culés podrán empezar a respirar tranquilos. En este momento no se pueden dar el lujo de perder puntos porque eso permitiría que el Madrid se acercara con más rapidez a las primeras posiciones. Los siguientes rivales para el Barcelona serán el Deportivo y el Celta, los cuáles no deberían representar mayor inconveniente, aunque serán interceptados por el Celtic de Glasgow en la tercera jornada de la Liga de Campeones.

Artículos relacionados