thumbnail Hola,

El cancerbero, muy autocrítico, se señala a sí mismo como culpable de muchos goles en lugar de apuntar hacia sus compañeros, con quienes comparte responsabilidades en muchos goles

Iker Casillas está en el ojo del huracán. Es el jugador más laureado de la actual plantilla blanca, cuando ganó su primera Champions ni siquiera José Mourinho había comenzado a entrenar en solitario, es el capitán de la selección campeona de Europa y del Mundo, lleva toda su vida en el Real Madrid, doble Premio Príncipe de Asturias del Deporte y ha sido nombrado Mejor Portero del Año durante las últimas cuatro temporadas. Pero todos estos honores no le han impedido ser discutido por parte de su propia afición.

Toda vez se han ido conociendo los distintos enfrentamientos en tono deportivo que ha mantenido con José Mourinho dentro del vestuario merengue, incluido aquél del Trofeo Bernabéu 2011 por telefonear a Xavi después del Clásico de Supercopa, una parte del madridismo le ha tomado la matrícula al '1' blanco. La primera excusa para ello era decir que era mal capitán, porque muchas veces se escondía ante los medios, porque no defendía lo suficientemente bien los intereses del club, porque debía ser más beligerante al hablar del Barcelona, porque no celebraba los goles de su equipo, y cosas así.

Pero esa corriente ha derivado hasta el punto de discutir ahora sus méritos deportivos. Y si bien es cierto que Iker Casillas no está en este inicio de temporada todo lo entonado que se le ha podido ver a lo largo de su carrera, los hay que le quieren hacer culpable de todos los goles y males del Real Madrid. Y sólo es necesario echar un vistazo a las redes sociales y los comentarios de aficionados en algunos medios de comunicación para comprobarlo.

Tal es la campaña de desprestigio que, entrevistado este lunes en Cadena Cope, ésta fue el eje sobre el que giraron muchas de las preguntas realizadas a un Iker Casillas que reconoció implícitamente que no está en su mejor momento. “Cuando estás en lo más alto, la gente está más encima de ti. ¿El gol de Messi? Me quedo con el primer gol, en el que puedo hacer mucho más. O en el del Ajax. Me pido más a mí mismo, pero entiendo que la gente opine. Soy crítico. Cuando uno encaja goles no le gusta, soy autocrítico. Me como la cabeza. Sé que entra dentro del juego pero soy demasiado severo conmigo mismo. Siempre pienso que puedo hacer un poco más".

Sin embargo, señalándose a sí mismo, Iker Casillas no señala a sus compañeros, cuando muchos de ellos deberían, al menos, compartir las culpas con el cancerbero en algunos de los goles encajados. Mismamente en el primer gol de Messi en el Clásico del que habla el capitán blanco. Casillas dice que puede “hacer más”, sin embargo no está entre sus capacitaciones hacer que Pepe despeje bien el balón dentro del área antes de que remate el ‘10’ blaugrana. Como tampoco tiene otras habilidades en goles anteriores.

En el gol ante el Ajax puede hacer más por evitar el gol, si no llega a saltar, pero no puede hacer que Essien cubra bien a su jugador al saque del córner, por ejemplo. En el gol ante el Deportivo, Casillas tampoco puede hacer que entre Pepe y Varane no dejen entrar a Riki dentro del área. Ante el Manchester City, aunque sí puede hacer más al saque de la falta de Kolarov, no puede parar él mismo a Touré Yaya en carrera antes de que deje solo a Dzeko. En el gol ante el Sevilla, Casillas no puede arrastrar a Di María para que mantenga el marcaje sobre Trochowski al saque del córner. Ante el Getafe, no puede ser él mismo el que marque a Varela en la jugada a balón parado, ni el que frene el contraataque de Colunga que acaba con el remate de Abdel Barrada. Y así se pueden depurar responsabilidades con todos los goles.

Siempre habrá quien piense que tal o cual disparos son parables después de ver cómo el portero merengue ha repelido algunos imparables. Y Casillas siempre tendrá su parte de responsabilidad al ser el guardián último de la portería merengue, pero aunque pueda “hacer más” por evitar algunos goles encajados, Iker no puede hacerlo todo, como parece que pretenden algunos de los que le señalan.

Artículos relacionados