thumbnail Hola,

Radamel Falcao y las cinco claves de la victoria del Atlético

El colombiano lideró una noche más a un Atleti hambriento de gloria que llega colíder y con 19 puntos al parón liguero

Grandísimo partido de fútbol el vivido en el Vicente Calderón la noche del domingo. Segundo y tercer clasificado llegaban para demostrar por qué están en esa posición y no defraudaron. Sin embargo, el colombiano Radamel Falcao, una noche más, fue decisivo para decantar la balanza del lado colchonero.

A continuación, Goal.com te ofrece las cinclo claves del encuentro entre ambos equipos:

RADAMEL FALCAO, DEPREDADOR DEL ÁREA

En el minuto 6, el Tigre abrió el marcador llegando con fuerza al remate tras un buen centro de Emre desde la izquierda. Dejó atrás a Monreal para demostrar que todo balón que a él se acerca tiene todas las papeletas para acabar en gol. Luego lo intentó hasta el final, por alto, por bajo, jugando la bola y... en el descuento, con Weligton de por medio, hizo alarde de su instinto depredaror cuando pisa el área para dar la victoria a su equipo.

PODERÍO AÉREO

Todos los goles de la noche llegaron en jugadas a balón parado o centros desde la banda. El poderío aéreo del Atlético se personalizó en Falcao en el 1-0. Pero también Santa Cruz remató al fondo de las mallas de cabeza para empatar el partido a centro de Monreal. El gol de la victoria colchonera nació también en un saque de falta de Raúl García, que peinó Mario Suárez para servirlo en bandeja.

EL 'LADRÓN' MARIO SUÁREZ

El mediocentro, además de peinar el balón que a la postre sería el gol de la victoria, demostró estar en un estado de forma espléndido robando una infinidad de balones en el centro del campo y distribuyéndolo casi siempre con acierto.

CANSANCIO DEL MÁLAGA

Aunque el Atlético jugó el jueves la Europa League, el Málaga notó el cansancio del partido frente al Anderlecht en mayor medida. Quizás el hecho de que Simeone reservara a algunas de sus piezas fundamentales frente al Viktoria Plzen le dio cierta ventaja, ya que los malaguistas, tanto en la figura de Joaquín, como en la de Isco o Eliseu, se notaron fundidos en los últimos minutos. El genio de Benalmádena no pudo siquiera acabar el encuentro.

EL VICENTE CALDERÓN NUNCA FALLA

No es una sorpresa porque nunca fallan, pero el Vicente Calderón, una noche más, llevó en violandas a su equipo hacia la victoria. Y es que este año, además de ver buen fútbol, pueden celebrar que su equipo llega colíder y con 19 puntos al parón liguero.

Artículos relacionados