thumbnail Hola,

La defensa del Barcelona llega en cuadro para el Clásico de la Liga BBVA

 Iago Lago
 Análisis | Liga BBVA
Síguele en

Muy malas noticias para el FC Barcelona antes del Clásico del fútbol español contra el Real Madrid, ya que la recaída de Puyol en el último partido de Liga de Campeones contra el Benfica no sólo significa la baja del central catalán para este próximo encuentro sino que, además, pone a Tito Vilanova en un verdadero problema para confeccionar una defensa en la que tampoco estaría Gerard Piqué.

Las bajas de los dos centrales titulares del equipo catalán son dolorosas y muy importantes, ya que llegan juntas y en el peor momento, por lo que el Barcelona tendrá que dar el Do de pecho en el partido más complicado de la temporada si no quiere ceder gran parte del terreno ganado a su principal rival por el título de Liga.

A pesar de que el comienzo de campeonato del Real Madrid no fue el deseado por los merengues, es cierto que, generalmente, son los blancos y los blaugranas quienes terminan peleando de forma bipolar y única por el título temporada tras temporada y, en la mayoría de las ocasiones, son los dos clásicos los que terminan decidiendo quién se lleva finalmente el título para casa.

En esta ocasión, el Barcelona llega en mejor momento de forma que el Real Madrid al esperado enfrentamiento tras haber ganado todos los partidos disputados hasta ahora, cosa de la que no pueden presumir unos merengues que, además, están siendo azotados por problemas extradeportivos que inundan su vestuario.

A pesar de esto, las malas noticias recibidas para la defensa blaugrana son la luz que alumbra inesperadamente la oscuridad en la que estaba envuelto el equipo madridista, que se encuentra ahora con una oportunidad incomparable para asestar un golpe de efecto a la Liga.

Si bien en los últimos Clásicos el Real Madrid logró sacar finalmente pecho tras varias temporadas de derrotas acumuladas contra el Barcelona, fueron los pequeños detalles los que decidieron estos resultados y, en más de una ocasión, los errores defensivos, tal como sucedió en la Supercopa de España con una defensa culé que no estuvo especialmente fina cuando el Real Madrid más apretó en el Santiago Bernabéu.

En aquella ocasión, Javier Mascherano fue la cabeza visible de una defensa que no estuvo nada fina y que, de esta forma, allanó el camino madridista hacia la victoria y un título que se decidió por el valor doble de los goles en campo contrario, una evidencia de que cualquier mínimo error te lleva al fracaso en partidos tan igualados y disputados.

Ahora, con una defensa que apunta a estar dirigida de nuevo por Javier Mascherano como central, acompañado por un Alex Song que acaba de llegar al club blaugrana, el Real Madrid puede encontrar un filón en el área rival y debería aprovecharse de ello.

Así todo, el FC Barcelona de Tito Vilanova, al igual que el de Pep Guardiola, es un equipo que comienza su defensa en el primer atacante y, si todo funciona como debe, la solidaridad táctica prima sobre la individual, tanto en ataque como en defensa, por lo que todo terminará dependiendo del día que tengan los jugadores del equipo catalán para remar todos a una.

De todas formas, la situación de la defensa del Barcelona de cara al Clásico es noticia y nadie puede negar que es mala noticia para los culés y muy buena noticia para los merengues, que parten con esta ligera ventaja. Después, el fútbol dictará sentencia en el Camp Nou.

Sigue a Iago Lago en

Artículos relacionados