thumbnail Hola,

Llegó en enero de 2011 a Mestalla sin hacer ruido, por 1,25 millones de euros. Hoy, el brasileño vale casi diez veces más y sus goles mantienen vivo al Murciélago de Mestalla

El Mercado de Fichajes en el fútbol suele ser caldo de cultivo para grandes historias. Mucho se habla de los cracks que llegan pos cifras astronómicas a otros clubes, y también de los tristemente célebres Flops, aquellos por los que se pagan cantidades inmensas de dinero y luego no rinden de acuerdo a las expectativas creadas. Pues bien, a Jonas habrá que situarle en otro grupo. El de los chollos de mercado que terminan siendo un gran acierto, contra todo pronóstico.

Del mismo modo que el Sevilla se hizo célebre en España por traer a jugadores tapados como Dani Alves cuando casi nadie le conocía, o por contratar a Julio Baptista cuando pocos veían en él a un delantero de clase internacional, el Valencia ha acertado por todo lo alto con Jonas. No sólo porque sea un buen futbolista, sino por la relación calidad-precio de esta arriesgada apuesta que hizo en su día el director deportivo Braulio.
 LOS NÚMEROS DE JONAS EN VALENCIA
Partidos/goles en Liga BBVA
Partidos/goles en Champions
Partidos/goles en Europa League
Partidos/goles en Copa del Rey

Total partidos/goles

*
Coste de su traspaso en 2011 en €:
53/14
8/5
8/2
7/4

76/25

1,25M

Hoy, Jonas gana todas las portadas a orillas del Turia por sus dos goles al Lille, que han servido para lograr la primera victoria del Valencia en su regreso a la Champions. Pero detrás de estas celebraciones del brasileño hay toda una historia que merece ser contada y, además, unas estadísticas que deben ser consideradas cada vez con mayor atención. Se trata de un delantero letal, que atraviesa probablemente el mejor momento de su carrera, siendo ya todo un experimentado a sus 28 años.

¿Cuánto pagó el Valencia por él? No te lo pierdas: 1,25 millones de euros, en el invierno de 2011. Esa cifra suele pagarse por jugadores que están cerca de acabar contrato, por jóvenes que quizá puedan tener proyección, o incluso por futbolistas que cambien de club siendo incluidos como moneda de cambio por algún otro traspaso. Hoy, la cotización de Jonas ha crecido unas siete u ocho veces, cuanto menos. Y cuidado, porque la temporada recién empieza.

Desde aquel mes de enero de 2011, Jonas ha luchado para ganarse la confianza de sus técnicos. Primero, con Unai Emery, y luego, con Mauricio Pellegrino. Pero hay un denominador común en los dos ciclos: el brasileño nunca ha estado demasiado tiempo sin anotar. Incluso, cuando le tocaba jugar como suplente.

En total, el ex Gremio de Porto Alegre suma 25 goles en 76 partidos oficiales con la elástica del equipo Ché. Y ha anotado en todas las competiciones en las que ha participado

En torneos como la Champions (5 goles en 8 encuentros) o la Copa del Rey (4 tantos en 7 presencias), su promedio es más que interesante. Y en Liga BBVA, el torneo de la regularidad, tampoco lo ha hecho nada mal: suma 14 goles en 53 encuentros. A todo ello hay que sumarle otros dos goles en ocho participaciones en Europa League con el Murciélago.

Tres años atrás, Jonas ganaba varias portadas en Brasil por equivocarse de forma lamentable en un partido con Gremio de Porto Alegre por Copa Libertadores, fallando goles increíbles ante Boyacá Chicó de Colombia. Algún periodista iluminado le llamó esa noche "el peor delantero del mundo".

Hoy, en cambio, Jonas está muy lejos de aquel rótulo que le clavaron. Es más, por los pasillos de Mestalla algunos comentan que el brasileño le está haciendo sombra a todo un símbolo del club, como el mismísimo Roberto Soldado, aunque ello seguramente no traerá ningún problema porque es bien conocida la gran relación que mantienen entre sí estos dos delanteros. Los dos tiran para adelante. El ex canterano del Real Madrid, que llegó a cambio de 10 millones de euros, y el brasileño de Bebedouro, que costó apenas 1,25 kilos, y el día que se marche puede que lo haga por un valor diez veces más grande.

Relacionados