thumbnail Hola,

Salvo contra el Valencia, el equipo catalán marcó en todos los juegos ligueros durante los últimos tramos de partido. Lo mismo pasó en Champions. La paciencia como estandarte

Espere, no se levante. Quédese junto al televisor. Juega el Barcelona de Tito Vilanova, algo puede pasar. El reemplazante de Guardiola ha tardado menos de 10 partidos para hacer que su equipo tenga un sello particular: la hazaña es posible hasta que pite el juez. Esa pared entre Messi y Villa, que acabó con el gol del Guaje a Sevilla (2-3), fue la última prueba de ello.

El andar del Barça en Liga no puede ser mejor. Lleva seis triunfos en seis presentaciones. Visto con el diario del lunes, el cuento es perfecto. Pero los catalanes han tenido que sufrir y mucho para conseguir esos 18 puntos. En Champions League no ha sido distinta la historia. Spartak de Moscú dio un susto grande en el Camp Nou, y recién sucumbió ante el poderío culé sobre el final del partido.

Lo que sucedió ante los rusos, en mayor o en menor medida, ha pasado ante varios rivales de la competición doméstica. Salvo contra el Valencia, el Barcelona marcó en todos los juegos ligueros durante los últimos tramos de partido. Buena parte de esos goles (ver tabla) sirvieron para cambiar el destino del resultado. Sólo con Getafe y Real Sociedad los blaugrana anotaron para ampliar diferencias. Aunque con los azulones fueron tres dianas en los últimos 16 minutos para rubricar el 1-4 en el Coliseum.

Sevilla 2-3 Barcelona : Lionel Messi

¿Es esto fortuito? No, nada es casual. En primer lugar, habla del estado de forma física que tienen los futbolistas del Barcelona, capaces de sostener un ritmo intenso los 90 minutos y hacer la diferencia cuando el rival está cansado. Además, el asedio permanente acaba dando frutos tarde o temprano. Si se ataca bien, con paciencia y sin jugar a lo que sea, si no se claudica en la búsqueda, generalmente el resultado llega. Por ahora, la regla no ha fallado casi nunca. El casi obedece al 2-1 del Real Madrid en el Bernabéu, por la Supercopa de vuelta.

Pero también está la mano de Vilanova. El técnico ha sido fundamental en más de una ocasión, realizando el cambio justo en el momento indicado. Alexis, Tello y Villa han sido, por ejemplo, factores determinantes saltando desde el banquillo para cambiar el rumbo de un partido que se antojaba complicado. Por ahora al míster le ha salido bien. Sobre el final, su equipo termina matando. Cuando parezca que le saldrá mal, no se levante. Espere.

El Barcelona de Tito mata al final
(ÚLTIMOS 15 MINUTOS)

RIVAL MINUTO GOLEADOR FUE EL... GANÓ...
 Real Sociedad 84 David Villa 5-1 5-1
Osasuna 76 Lionel Messi 1-1 1-2
Osasuna 80 Lionel Messi 1-2 1-2
Getafe 78 Lionel Messi 0-3 1-4
Getafe 91 David Villa 1-4 1-4
Granada 87 Xavi Hernández 1-0 2-0
 Granada 92  Borja Gómez (pp) 2-0 2-0
 Sevilla 89 Cesc Fábregas 2-2 2-3
 Sevilla 93 David Villa 2-3 2-3
 Spartak (UCL) 80 Lionel Messi 3-2 3-2

Messi gegen Sevilla

Sigue a Nicolás De Marco en 

Artículos relacionados