thumbnail Hola,

El actual técnico culé ha conseguido cumplir su papel de forma ejemplar en las primeras jornadas, logrando una gran ventaja en Liga ante el Real Madrid

EDITORIAL | LIGA BBVA

Parecía difícil que la marcha de Pep Guardiola del FC Barcelona no se convirtiera en una tragedia griega para el conjunto catalán, que perdía de esta forma a su gran gurú en las últimas tres temporadas.

El agotamiento del de Santpedor parecía supeditado al fin de un ciclo. Sin el gran capitán del barco, muchos creían que la nave se iría a la deriva sin que nadie pudiera hacer nada por recuperarla.

Sin embargo, el "fichaje" de Tito Vilanova ha supuesto una revolución en Can Barça que ha logrado no solo que el equipo no pierda sus prestaciones, sino que el nivel competitivo de la plantilla mejore.

Al menos, eso es lo que se deduce del brillante arranque de temporada que ha tenido el conjunto culé. Quince puntos en las primeras cinco jornadas, o lo que es lo mismo, una puntuación perfecta, han servido para dar un golpe de efecto a la Liga frente a un Real Madrid que no ha sabido aguantar el tirón de su eterno rival en el inicio del campeonato...

Precisamente, esos resultados y la crisis del conjunto merengue son los factores que han posibilitado que la transición sea más sencilla y Tito parezca el perfecto pastor para un rebaño que se había quedado sin líder.

Sin embargo, Vilanova es consciente de que, en algún momento de la temporada, llegarán las complicaciones, y ahí es donde deberá demostrar su capacidad como gestor ante la sombra alargada de Guardiola...

"Esta situación es momentánea hasta que perdamos. En el fútbol no se puede ganar siempre", aseguró el míster culé en sala de prensa antes del choque ante el Spartak de Moscú.



Quizá el único pero en su gestión hasta el momento ha sido la derrota en la Supercopa de Europa ante el Real Madrid. Y pese a ello, el vestuario ha sabido cambiar el chip y mostrar su capacidad para resolver situaciones complicadas.

Precisamente, esa es una de las virtudes de las que adoleció el Barça 3.0 de Guardiola. El 'Tito Team' fue capaz de remontar en El Sadar ante Osasuna, de hacer lo propio en la Champions League y de desatascar un encuentro que se había complicado ante el Granada en el Camp Nou. Todos son buenos ejemplos para demostrar que este Barcelona tiene más capacidad de reacción.

Respecto a la disposición táctica, no hay demasiados cambios respecto a la pasada campaña. Pep y Tito jugaban a los mismo, con prácticamente los mismos jugadores y también con los mismos defectos a la hora de optimizar el rendimiento de hombres como Cesc Fábregas, David Villa o Alexis Sánchez. Sin embargo, todavía queda tiempo para encontrar una solución...

En definitiva, la vida sigue igual en Can Barça haciendo bueno aquello que dijo Guardiola por el mes de abril, cuando ya todos sabían que no seguiría como técnico culé...

"Queda un equipo joven que Tito conoce bien y estoy convencido que el Barça seguirá compitiendo en lo más alto". Por el momento, la previsión se cumple...

Artículos relacionados