thumbnail Hola,

El delantero ha vuelto a demostrar uno de sus mejores niveles en el inicio de la temporada y se ha convertido en un titular indiscutible para Tito Vilanova

 Pilar Suárez
 Editorial | Barcelona
Síguele en

Pedro quería volver a ganarse un puesto en la plantilla del Barcelona. Después de una temporada en la que las lesiones y un mal rendimiento, pusieron en duda su continuidad para la presente campaña, el canari odio vuelta a la página para iniciar desde cero.

El tinerfeño culminó la temporada 2011-12 con un balance de 5 goles en la Liga en 29 partidos, de los cuáles en 20 fue titular mientras que en los otros nueve partió como suplente. Este fue el peor año del que había dejado de ser Pedrito para llamarse sólo Pedro como los grandes. En la temporada 2009-12, el jugador sumó 12 dianas y para el siguiente año se superaba a sí mismo con 13.

Lejos se veía aquel Pedro al que Pep Guardiola había dado la confianza para formar parte del ataque blaugrana. La Copa del Rey era lo único que nos recordaba lo bueno que es tras anotar cuatro goles durante el torneo pero sobre todo, por aquellos dos goles en la final ante el Athletic de Bilbao que lo reivindicaron con el gol y con la afición para finalmente darle el trofeo a los culés.

Hoy Tito Vilanova ha vuelto a confiar en el jugador de 25 años que pareció tomar una bocanada de aire durante la Eurocopa de Polonia y Ucrania para volver a Barcelona con la fuerza que parecía haber perdido. Pedro ha disputado los 5 partidos de este inicio de Liga, tres como titular y dos como suplente, pero además ya anotado su primer gol y ha sido asistente en otro durante la goleada del Barcelona a la Real Sociedad (5-1) en el Camp Nou.

Eso no es todo, pocos jugadores se ganan el aplauso de las aficionados del coliseo de Les Corts y ante el Granada, Pedro se llevó en un par de ocasiones la ovación del público después de dos jugadas magistrales no como delantero pero sí como defensa. Mientras los andaluces apretaban al Barcelona que estaba sacando ya la ventaja en el marcador y con una defensa azulgrana mermada, Pedro se decidió a atacar y a defender y la gente lo agradeció.

Pedro se ve fresco y contagiado por la alegría del vestuario azulgrana que viene con ánimos de volver a ganarlo todo. El canterano forma parte del equipo que está tomando las riendas para encadenar las cinco victorias consecutivas del equipo. Ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán, Pedro podría volver a ser titular en los planes de Tito en un encuentro que podría complicar los minutos al Barça.

Relacionados