thumbnail Hola,

Leo lleva un inicio de temporada arrollador. El sabadellense, aún con ficha del filial, está para sentar a Alexis Sánchez, a David Villa y a quien se ponga por delante

¿Quién es este periodista para decir a un técnico lo que tiene que hacer? Nadie. Pero un acto que roza la soberbia irrumpe en estas líneas: señor Vilanova, Cristian Tello es intocable en el ataque del Barcelona . Aún con ficha del filial, está para sentar a Alexis Sánchez, a David Villa y a quien se ponga por delante. Leo Messi al margen, por supuesto. El inicio de temporada del argentino es arrollador, no hace falta mayor argumentación.

El extremo sabadellense saltó a la fama en un equipo que acababa de consagrarse como campeón del mundo. Días después del baile al Santos, en el Mundialito, Tello se dio a conocer con un doblete en Copa del Rey al Hospitalet. Desde aquel encuentro, que acabó 9-1, su protagonismo en la entonces plantilla de Pep Guardiola fue creciendo exponencialmente. Empezó a ver cada vez más minutos con la elástica del primer equipo. La gente ya hablaba del chico de dorsal 37.

Su progreso fue tal, que el técnico de Santpedor le regaló el partido de su vida: Real Madrid, en el Camp Nou. El Clásico fue blanco y sentenció la Liga en favor de los capitalinos. Tello no tuvo una buena actuación y recibió la reprobación de la prensa. A su rescate y ante los medios de comunicación salía Guardiola, pero para el crack emergente era un antes y un después. Ese juego lo marcó y su nivel ya no fue el mismo. Había perdido una oportunidad dorada

Pero los grandes tienen revancha. Y el delantero azulgrana, cuyo talento es innegable, se ganó la suya. Tello sabe que cuenta con el respaldo de Vilanova. Sus últimas dos presentaciones lo pusieron nuevamente en boca de todos. En el Coliseum, ante Getafe, fue una de las grandes figuras que tuvo el partido. Ya contra Spartak, por Champions  League, fue decisivo. Un gol y medio para ganar a los rusos un encuentro complicado lo catapultan a la titularidad indiscutida.

Dejarle ir al Atlético de Madrid habría sido un pecado imperdonable. Una posibilidad que se barajó después de repatirse los 25 dorsales y el jugador no coger ninguno. Hoy por hoy, su velocidad y descaro son indispensables para el Barcelona. Abre la cancha como ningún otro jugador azulgrana en estos momentos. Ahora mismo, ni Pedro, ni Villa, ni Alexis están a su nivel. Aparece desequilibrante y es decisivo. Como Leo Messi. Casualmente, los dos intocables del ataque culé. Y disculpe otra vez este acto de soberbia, señor Vilanova. Pero no debe quitarlo del once.

Cristian Tello - Barcelona