thumbnail Hola,

Los culés lograron remontar un marcador en contra ante un equipo moscovita que supo complicarle la historia a Tito Vilanova

 Pilar Suárez
 Análisis | Barcelona
Síguele en

El Barça ganó 3-2 durante los últimos minutos del encuentro después de remontar un marcador de 1-2 que los rusos habían conseguido a base de una lucha intensa en el campo. Por momentos, los pupilos de Unai Emery robaban el balón a los culés y controlaban el encuentro como si fueran los dueños del campo. Al Barça le costó entrar en el partido, pero lo consiguió y sacó finalmente los tres puntos en el primer partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones.

En Goal.com analizamos las claves del partido.

                                                Falta de concentración

El Barcelona inició con un partido flojo permitiendo que los moscovitas controlaran los primeros minutos de juego en el centro del campo. No pasó mucho tiempo para que el Barcelona tomara las riendas, pero tras anotar el primer gol del partido gracias a Cristian Tello, fue Dani Alves quien en propia portería marcó el empate para los rusos de Unai Emery.

Error difícil de comprender del brasileño Alves que pareció como si por un momento se hubiese equivocado de portería y remató el balón con naturalidad dentro de la portería de Víctor Valdés.

                                               Un Spartak que robaba balones

Unai Emery ya había dicho que le jugarían al tú por tú al Barça. El técnico español que nunca le ha ganado a los culés siendo entrenador del Almerica y Valencia, ni siendo ahora técnico del equipo moscovita, venía con la mentalidad de ganar y complicarle la historia al equipo catalán.

El Spartak así lo hizo, por momentos controló el balón, sobre todo al inicio de la segunda parte, los rusos robaron varios esféricos a los culés que se descontrolaban por momentos. Los moscovitas se llegaron a poner en el marcador encima del Barcelona y lo festejaron en grande.

                                               Messi, conectado con Alexis y Tello

En la primera parte, Leo Messi tenía oportunidades pero no estaba fino en el toque y también el marcaje de los rusos lo presionaban. En la segunda parte, Tito Vilanova decidió cambiar el esquema y mandó al banquillo a Dani Alves para que fuera Alexis Sánchez quien entrara a la cancha.
El ritmo del partido cambió rápidamente y entonces llegaron los dos goles del argentino. El primer tanto de Messi llegó tras una asistencia de Tello, pero el segundo llegó gracias a un gran centro de Alexis Sánchez. Está más que comprobado que cuando el argentino y el chileno se fusionan, pueden hacer maravillas.

                                               Cristian Tello en crecimiento


El canterano fue el mejor del partido sin ninguna duda. No sólo abrió el marcador con apenas 14 minutos de iniciado el encuentro, también ayudó a que Messi marcara el gol del empate que necesitaban los blaugranas para iniciar la remontada.

Cristian Tello ya sabía lo que era marcar en la Liga de Campeones, lo hizo por partida doble ante el Bayer Leverkusen en la goleada de 5-1 que propinaron los culés a los alemanes la temporada pasada. Hoy no fue la excepción para el canterano que volvió a encontrarse con el gol y además asistió, clara seña de que su crecimiento va en contínuo ascenso y es una de las futuras promesas de los blaugranas.

                                               Una defensa encerrada complica las cosas al Barça


Los rusos se encerraron en su área y no dejaban que los culés se acercaran lo necesario para causar más peligro. Unai Emery dijo después del partido que Messi no es el único peligroso para cualquier rival, el Barça tiene varios jugadores que pueden abrir diferentes líneas para marcar goles.

A pesar de que los culés se enfrentaron a la encerrada rusa, lograron crear espacios pero sufrieron la falta de puntería en más de una ocasión. Leo falló oportunidades, lo mismo que Tello y el mismo Cesc en más de una ocasión. El barça aún no domina la presión de abrir huecos, cuando logra hacerlo, falla muchas veces y pierde oportunidades muy valiosas.

Relacionados