thumbnail Hola,

La crisis que atraviesa el Real Madrid no es algo común y los culés pueden asegurar gran parte de la Liga si continúan con el buen paso

 Pilar Suárez
 Editorial | Barcelona
Síguele en

Si las cuentas no nos fallan, hace cuatro meses se anunciaba que Pep Guardiola cedía el banquillo a Tito Vilanova, su auxiliar en los últimos cinco años. La sala de prensa se llenó de asombro, se esperaba un nombre más pesado como Joachim Löw o Marcelo Bielsa, pero no, era aquel poco conocido Tito el que se haría cargo del equipo.

El tiempo ha pasado y hoy el entrenador ha hecho despejar las dudas. Se perdió la Supercopa de España es verdad, pero se corrigió el paso rápidamente y hoy el Barça es líder indiscutible del fútbol español y con una ventaja de ocho puntos sobre el Real Madrid quien ha firmado una de sus peores temporadas en los últimos años, encontrándose en la décimo primera posición de la tabla.

La situación de Tito es envidiable para cualquier técnico, aunque la Liga apenas lleva cuatro jornadas, los ocho puntos sobre el eterno rival son algo para celebrar en el seno blaugrana. Al técnico le están saliendo las cosas a pedir de boca, ha superado el virus FIFA, ha descubierto a jugadores opacados como Adriano y ha logrado sacar una de las mejores versiones de los culés.

Según números publicados por el diario Marca, el arranque liguero de Tito Vilanova lo pone a la altura de grandes antecesores como Louis Van Gaal, Johan Cruyff y Pep Guardiola. Pero además, si el Barça mantiene su invicto en el Clásico ante el Real Madrid en la jornada 7, entrará a la historia como el mejor equipo de la historia del Club.

La otra cara de la moneda está en Madrid, el equipo de Mourinho está muy lejano de su mejor versión y no se ve claro cuándo podría empezar a mejorar su situación. El técnico ha asumido la responsabilidad de no lograr que su equipo juege con un equipo y Khedira avisó que en el vestuario se sienten responsables del mal juego.

En el entorno del Real Madrid se escuchan una infinidad de rumores pero todos ellos apuntan a una severa crisis blanca: Mourinho se irá antes de que finalice la temporada, el vestuario está separado entre portugueses y españoles y sólo existe nerviosismo dentro del club. Eso dicen por ahí...

La oportunidad no puede ser mejor para el Barça. El eterno y duro rival está débil. Tito Vilanova ha dicho que no es momento para mirar atrás y ese es el mensaje correcto a sus jugadores que no deben perder la concentración y sentirse victoriosos, pero Tito seguro que analiza muy de cerca al Real Madrid y más aún cuando dentro de tres semanas volverá a encontrarse con ellos en la Jornada 7 de la Liga.

‘The Only One’ le ha abierto la puerta al Barcelona para que éste recupere el trofeo de Liga. Por ahora muchos madridistas ya dan por perdido el torneo español y piensan que lo mejor es enfocarse en conseguir la famosa décima Champions League que tanto ansían. Pero el Barça tiene mucho que ganar, con la motivación a tope, lo pupilos de Tito Vilanova quieren volver por todo.

Artículos relacionados