thumbnail Hola,

Un año más, la entrada de los clubes de Primera División en esta competición, hará que se retomen los dobles partidos para determinar la clasificación a fases sucesivas

 Miguel Churruca 
 Opinión | Copa del Rey
Síguele en 

La Copa del Rey ha vuelto a escena esta misma semana. Martes y miércoles han sido reservados para los clubes de la Liga Adelante y de Segunda División 'B', que ya sueñan con emular la aventura que el Mirandés vivió el año pasado y que otros como Real Unión, Alcorcón o Figueras han experimentado a lo largo de la última década.

Es ahora cuando este torneo pasa por sus mejores fases. Las rondas de K.O son las que convierten a la Copa del Rey en una competición inigualable en cuanto a emoción, algo que se pierde cuando entran en liza los equipos de Primera División. Será en dieciseisavos de final y hasta doce equipos que vienen disputándola desde agosto y que para entonces habrán superado tres rondas, tratarán de repetir la hazaña de David contra Golliat en eliminatorias a ida y vuelta.

Cuando los 64 equipos restantes hasta la fecha avancen una nueva ronda, cuyo sorteo se llevará a cabo mañana viernes, la Copa retomará el doble partido. Será entonces cuando muchos de los aficionados al fútbol, al igual que un servidor, se preguntará entonces: ¿Por qué no a partido único? ¿Por qué perjudicar al humilde y beneficiar al grande? 

En mi opinión, tantas veces compartida, esta competición debería disputarse hasta la final en modo K.O, siendo siempre el equipo de división inferior el que juegue en casa. Sin opción de réplica. 90 minutos para determinar quién se clasifica para la siguiente ronda. La emoción más intensa condensada en apenas dos horas en los que la mayor de las sorpresas tenga siempre cabida.

Inglaterra -tanto en la FA Cup como en la Carling Cup-, Alemania, Italia... Todas las grandes Ligas europeas tienen en sus respectivas copas un ejemplo para nosotros. La experiencia de hace años, donde sí se jugaba "a muerte" por una plaza en la siguiente ronda, debería primar sobre los diversos intereses que acompañan estas idas y vueltas en la Copa del Rey.

Quiero creer que pronto recuperaremos el partido único y esta competición, tantas veces mágica para los más humildes, retome su esplendor y su máxima emoción.

 

Sigue a Miguel Churruca en Follow adrianboullosa on Twitter

Artículos relacionados