thumbnail Hola,

Ambos clubes, una vez finalizado el mercado de fichajes, se quedan con dos delanteros centro natos, y puede que les cueste caro a final de temporada

Sevilla y Betis parece que esta temporada no solo van a compartir ciudad, también deportivamente han gestionado sus plantillas de forma bastante pareja, sobre todo en la línea ofensiva. Ambos clubes tienen como delantero titular a un crack que entra dentro de los 10 mejores delanteros de España. Sin embargo, tan solo tienen a un escudero que les suplante en caso de una lesión o una sanción y, bajo mi punto de vista, ninguno de los dos 'delanteros recambio' están a la altura, además de correr el riesgo de lesionarse y dejar a la entidad sin jugadores de ataque específicos en esa posición.

En el Sevilla, Álvaro Negredo, campeón de Europa con España y un delantero más que contrastado en la Liga BBVA, está claro que marca las diferencias y, aunque no esté muy allá en la línea de 11 metros, es capaz de decidir un partido con su calidad y su perseverancia. Pero la gestión deportiva llevada por Ramón Rodríguez Verdejo 'Monchi', no ha traído a ni un solo delantero que acompañe a Negredo y a Baba Diawara. Este último, procedente de la liga portuguesa, aún no ha mostrado estar a la altura de las circunstancias aunque, todo hay que decirlo, no ha gozado de minutos para mostrar su juego en continuidad. Negredo y Baba, esas son las opciones que tiene el Sevilla para armar la punta del ataque. Atrás quedan los Sevilla de Juande Ramos con cinco delanteros específicos, en el que la lesión de dos de ellos era fácilmente suplantada por otro ariete de garantías. Ahora, si Negredo sufre una lesión grave o una sanción rigurosa, y Baba tiene la mala suerte de caer también lesionado, el Sevilla de Míchel se las tendría que ver sin delantero referencia.

Lo mismo ocurre en el Real Betis. Rubén Castro, ídolo y estrella en el Villamarín aunque Beñat Etxebarría ocupe todas las portadas, es el gol en su esencia. Tras varios años sin explotar en la máxima categoría, el Deportivo se lo 'regaló' al Betis, que supo explotar las cualidades del canario que respondió a las mil maravillas, siendo ahora mismo uno de los mejores artilleros de España, llegando a ser cuestionado su ingreso en la selección. Rubén Castro es el hombre gol de este Betis y su compañero de viaje, Jorge Molina, parece que está demostrando por qué fue el máximo goleador de la Segunda División. Con tres goles en tres partidos, el de Alcoy parece que se ha aclimatado al fútbol técnico de la Primera División y puede dar mucha guerra esta temporada. Sea como fuere, nos encontramos en las mismas circunstancias. Vlada Stosic estuvo negociando hasta el último minuto del mercado de fichajes por un delantero tras la marcha de Santa Cruz al Málaga. Dani Güiza a punto estuvo de llegar a la capital andaluza pero, finalmente, el Betis se quedó tal y como estaba. Rubén Castro se perdió el partido ante el Rayo y el equipo notó su ausencia con mucha menos presencia en el ataque. Algunos ya recuerdan la lesión de Oliveira en 2006 ante el Chelsea, que lastró al equipo toda la temporada y a punto estuvo de costarle la categoría. Una vez más, el Betis disfruta de dos delanteros referencias, con la posibilidad de incluir a jugadores como Pereira (al que intentaron colocar en Vigo), Pozuelo (que no es su posición) o tirar de jugadores del filial verdiblanco.

Ambos equipos coinciden en una planificación deportiva arriesgada, con dos delanteros en liza y una afición exigente que hubiera visto con buenos ojos el refuerzo de la línea ofensiva. Habrá que ver si Míchel y Pepe Mel no se tienen que lamentar de perder a alguno de sus arietes y sobre todo, habrá que ver si en enero nos encontramos, o no, a los directores deportivos buscando como locos un delantero que subsane una mala racha o una baja inesperada. Y ya se sabe, cuando se tiene que fichar en enero...

Relacionados