thumbnail Hola,

El canario, jugador más talentoso de la plantilla, será más determinante entre el físico de sus compañeros sin la magia de Agüero. Silva será exigido como elemento desequilibrante

 José David López
Analista Fútbol Internacional
Síguele en

"Los estudios que me hicieron confirmaron que no hay lesión de importancia pero que se trata de un golpe muy fuerte en la rodilla", dijo anoche el delantero del Manchester City, Sergio ‘Kun’ Agüero. Su marcha del terreno de juego en los primeros compases de debut Premier de su equipo debido a una fuerte entrada que le bloqueó la rodilla, asustó a todos los citizen, que temían perder al jugador estrella que les había dado el gol del título liguero hace unos meses. Y no necesitamos mucho para apreciar cómo sería el actual campeón inglés sin la presencia ofensiva del argentino entre sus filas y hasta qué punto queda debilitado el planteamiento de Roberto Mancini sin él.

La primera sustitución o decisión, clave para procesar el contexto que tendrá que superar el Manchester City estas próximas jornadas (dependerá de la gravedad de la propia lesión del delantero), fue conceder el puesto de ‘tercer delantero’ (tras Agüero y Carlos Tévez), a Edin Dzeko en lugar de Mario Balotelli (aunque los analistas que siguen al club aseguran que se debe a una falta de ritmo y recuperación del tono físico por parte del italiano). Con el bosnio, el City gana en presencia física, en potencia aérea y fija mucho más las marcas de los defensas rivales sobre el punta, lo que le permite aprovechar todo el juego que se genere por detrás de su ariete y potencia el uso de las bandas con carrileros o extremos. Sin embargo, la sola presencia imponente del balcánico también le lleva a ser más directo y procesar mucho menos la jugada, siendo previsible y demasiado inestable.

La clave vuelve a ser la diferencia de talento, clarividencia y creatividad en la gestación de cada jugada. Ese elemento diferencial debe ser más que nunca David Silva, encargado de fabricar en libertad el hábitat ideal para sacar rentabilidad máxima a cada acción, aprovechar cada desequilibrio y filtrar asistencia entre las líneas defensivas del rival.

AGUERO, LESIÓN DESCONOCIDA PERO NO EXAGERADA

Para ello, el canario necesitará mejorar su versión respecto a la de este primer domingo de campeonato, donde quizás demasiado exigido en una zona más cercana a la banda derecha y sin poder aparecer por pura interpretación de las jugadas, acabó siendo engullido por un ritmo muy bajo, el descontrol, la desidia del conformismo global de sus compañeros y un marcador que sólo cuando estuvo en contra les hizo reaccionar.

Más allá de haber errado un penalti (muy claro sobre Carlos Tévez) por un mal lanzamiento y de haber estado más disperso en sus apariciones (sin embargo fue uno de los mejores partidos de Samir Nasri en mucho tiempo), Silva necesita estar más centrado en el planteamiento del equipo y partir de zonas más centrales para poder ser desequilibrante en zonas donde su potencial técnico y facilidad para despejar panoramas complicados, ejerzan el papel estelar necesario para su club.

“Hay que esperar dos días para realizarle las pruebas médicas oportunas”, explicaba este domingo por la noche Roberto Mancini sobre la lesión de Agüero. Serán 48 horas de ruegos, peticiones y búsqueda de buenas sensaciones en torno al argentino, aunque en el transcurso, la principal necesidad será crear un espacio vital productivo para que David Silva encuentre su mejor versión. Si se consigue, los sky-blues disfrutarán, los resultados no variarán y cualquier obstáculo podrá ser superado. La clave, también habla castellano.

SILVA, ELEMENTO DIFERENCIAL EN HÁBITAT CORRECTO

Artículos relacionados