thumbnail Hola,

Goal.com te contará sus virtudes, cómo es la situación de cada uno, y qué crack mundial les corresponde a la hora de la comparación. ¿Quién es el Cristiano Ronaldo albiceleste?

 Nicolás De Marco
 Editorial - Fichajes
Síguele en

En la Argentina está a punto de comenzar un nuevo campeonato. Ya no serán Torneo Apertura y Clausura, porque en aquel país dispusieron un cambio de formato. En un principio se anunció un Torneo Inicial y un Torneo Final, y los ganadores de cada uno se enfrentarían para decidir al campeón. A menos de tres días para el comienzo, se volvió a modificar. Habrá dos campeones y una Súperfinal. Sea como fuere, nada evitará la presencia de talentos a seguir. Cracks a fichar.

En ese sentido, a poco más de 24 horas para el estreno de una nueva aventura en aquella parte del mundo, te presentamos cinco jugadores a tener en cuenta. Una pequeña selección con futbolistas que deben ser seguidos con atención, porque en cualquier momento podrían cruzar el océano Atlántico y jugar en ligas importantes como la española. Goal.com te contará sus virtudes, cómo es la situación de cada uno, y qué crack mundial les corresponde a la hora de la comparación.

Cinco argentinos a seguir y sus comparativas
Ezequiel Cirigliano, el Ever Banega del River Plate


Algunos medios publicaron hace horas que estaría en los planes del Manchester United, club inglés que ofrecería un poco más de 7 millones de dólares. Es una de las grandes apariciones del fútbol argentino de los últimos años. Nacido en la cantera del River Plate, una institución que suele ser sinónimo de calidad, puede dar el salto al fútbol europeo en poco tiempo.

Tiene apenas 20 años pero debutó hace algo menos de dos, obligado por el mal momento que vivía la entidad de Núñez. Su estreno en Primera División, apresurado, fue para ser recambio número uno del ahora entrenador ‘millonario’, Matías Almeyda. Ya ha sido parte de las selecciones juveniles sub-17 de la Argentina y con él está cubierto el puesto de mediocentro para el futuro de la mayor. Se trata de un clásico número cinco de la escuela riverplatense.

Disciplinado tácticamente, siempre bien posicionado y con gran capacidad para recuperar balones, No se limita a eso: le añade un gran panorama y visión de juego, buena habilidad para filtrar pases entre líneas y no está privado de técnica. Algunos le comparan con Javier Mascherano. Pero, salvando las distancias, su fútbol remite al valencianista Ever Banega.

Lucas Ocampos, el Cristiano Ronaldo del River Plate


Su debut se produjo hace poco más de un año, en la Segunda División del fútbol argentino. Apenas tenía 17, pero en aquellas latitudes no importa la edad a la hora de vender promesas. Su futuro, poco tiempo después, ya estaba más cerca de Europa que en el propio River Plate.

Fue el único jugador de los rojiblancos que estuvo en los 38 partidos de la temporada pasada. Comenzó como juvenil, pero acabó siendo fundamental, haciendo goles decisivos y teniendo grandes actuaciones, sobre todo en el duro primer semestre. Su potencial deslumbró a los clubes del Viejo Continente. Es un futbolista diestro, de 1.87 metros y 81 kilos. Su contextura no le impide tener facilidad para eludir rivales, por el contrario. Su calidad es propia de los distintos. Por eso no tardó en llegar la comparación: el nuevo Cristiano Ronaldo, vendieron algunos (el mismísimo Ocampos reconocería que el luso es su espejo).

"Es un talento asombroso. Puede llegar a ser un gran jugador. Viendo el juego de Ocampos, se observa una semejanza enorme con Cristiano Ronaldo", escribía el sitio Tuttonapoli, de Nápoles. Tras la analogía con el madridista, Manchester United, Chelsea, Real Madrid entre otros, preguntaron por él. En River, es el primer apellido en salir a la palestra a la hora de posibles transferencias.

Juan Sánchez Miño, el Jordi Alba del Boca Juniors


Es zurdo, veloz, con buen pase corto y largo. Tiene criterio para saber cuándo desprenderse del balón y entiende a la perfección el juego, evitando que su equipo quede descompensado. Suele llegar al área con profundidad para definir él mismo y juega en un grande del continente como Boca Juniors.

Tiene un remate letal de media y larga distancia. Es cierto que no ha jugado demasiado en el equipo Xeneize, pues en su puesto está el también internacional Clemente Rodríguez. Es observado por el seleccionador Alejandro Sabella y, según medios italianos, le quiere la Juventus de Turín. Marcó un gol fundamental a la Universidad de Chile para pasar a la final de la Copa Libertadores, finalmente perdida ante el Corinthians de Brasil.

Se puede adaptar a las necesidades del técnico. Jugó de lateral izquierdo, de delantero, de centrocampista por la izquierda y hasta de doble pivote. Alguna vez le calificaron como un ‘políglota de las lenguas del fútbol’, siempre dejando un surco por la izquierda. Cualquier similitud con el barcelonista Jordi Alba es pura coincidencia.

Lisandro López, el Gerard Piqué del Arsenal


Fue una de las grandes figuras que ha tenido la pasada temporada el fútbol argentino, que vio coronarse campeón por primera vez en su historia al Arsenal de Sarandí. Un jugador destacado a lo largo de toda la campaña, lo que le valió una oferta concreta del Internacional de Porto Alegre (rechazada por la directiva de la entidad sudamericana).

Por eso está en la consideración del seleccionador Alejandro Sabella. Además de destacarse por su intensidad y eficacia en la marca, Lisandro López le agrega gol a sus atributos. No son pocos los que ya ha anotado en su carrera y, por si fuera poco, fue autor de la trascendental conquista ante Belgrano de Córdoba, la misma que le dio al Arsenal el título.

Con 22 años, fue uno de los pilares del campeón, que tuvo la tercera portería menos vencida del ya desaparecido Torneo Clausura. Sus mayores virtudes son la solidez (que no juego brusco: sólo tres expulsiones en su carrera) y el intentar siempre salir jugando con claridad. Extraña vez se le verá lanzar un pelotazo. Un buen espejo sería el barcelonista Gerard Piqué.

Julio Buffarini, el Gary Medel del San Lorenzo


Se dijo que el Málaga ofreció 6 millones de euros por él. Alguien se aventuró a decir que serían 10 los kilos ofrecidos. El propio futbolista reconoció: "Las ofertas que me llegaron son del Catania, de Italia y el Málaga, de España, además de un equipo de China, que no sé si es el que dirige Sergio Batista (Shanghai Shenhua)".

Lo cierto es que con los problemas que acarrea el Málaga, poco tiempo para ocuparse de Julio Buffarini tiene. De todas maneras, si el interés andaluz existe es por algo. El jugador de San Lorenzo de Almagro llegó al club azulgrana para salvarle del descenso, para ser parte fundamental en la remontada final del equipo argentino. Procedente de Ferro, fichó por el elenco de Boedo para aportarle velocidad, marca, y sobretodo entrega a la banda derecha.

Fue el alma de un San Lorenzo entonces desalmado. Las producciones de este rubio centrocampista no hicieron otra cosa que contagiar a sus compañeros, que veían en él el ejemplo a seguir. Aunque no destaque por su talento, no se cansa de correr y puede aportarle sacrificio y desborde al equipo. Por su garra y fortaleza física, recuerda al sevillista Gary Medel.

Artículos relacionados