thumbnail Hola,

El delantero catalán es una de las promesas del fútbol y pieza clave para la plantilla azulgrana en el futuro cercano

 Pilar Suárez
 Editorial | Barcelona
Síguele en

Gerard Deulofeu se ha reafirmado, después de su participación en la Selección sub-19 en el torneo Europeo, como una de las promesas del fútbol nacional. Su participación destacada en la Rojita no es nueva, el delantero fue subcampeón en el torneo sub-17 en el 2010 y con el combinado sub-19 se ha consagrado como bicampeón consecutivo (2011 y 2012).

Los goles de “Dios lo hizo”, como dice su nombre en castellano, fueron protagonistas en el paso demoledor de la Selección inferior de Julen Lopetegui. Dos tantos en el empate 3-3 ante Francia y un gol en la tanda de penaltis firmó el pase de España a la final en la que se midió ante Grecia, donde Deulofeu asistió a Jesé para anotar el único tanto que le dio el campeonato a la Rojita.

El jugador de 18 años ha sido creado en las categorías inferiores del Barça desde que tenía 9 años, poco a poco ha ido subiendo tras los diferentes equipos y en la pasada temporada 2011-12, su participación en 35 partidos y 9 goles lo consagraron como uno de los canteranos que serán las futuras promesas del primer equipo.

Pep Guardiola, quien se caracterizaba por apoyar a las categorías inferiores, debutó al jugador de Girona a los 17 años en un encuentro ante el Mallorca en octubre del 2011. Aquel día, Deulofeu sustituyó a David Villa en la delantera del equipo, convirtiéndose en el décimonoveno jugador de la era Guardiola en debutar en el primer equipo y con la casualidad de hacerlo el mismo día que dos grandes futbolistas españoles: Raúl González y Andrés Iniesta, quienes también debutaron un 29 de octubre.



"A Gerard le queda un trayecto, pero es muy joven, tiene tiempo para crecer y lo hará en el filial. Pero en días como hoy, si hay que coger a gente de abajo, pues lo hacemos" dijo Pep Guardiola después del partido. En Can Barça no dudan de la calidad del joven canterano y saben que su lugar será en el primer equipo, pero también se tiene cuidado en su formación, ya que el jugador a su corta edad representa a una importante marca deportiva y se ha colado en el mundo de la fama, situación que en el Club se pretende cuidar para que el jugador no se salga del camino.


El Barcelona, al igual que la mayoría de los equipos del fútbol español, no presume de ser un gran productor de delanteros. Lionel Messi es sin duda el símbolo de La Masía y de lo que un buen delantero es capaz de hacer, pero en términos generales, la posición de ataque no es uno de los fuertes.

Isaac Cuenca es uno de los extremos que ha venido a apoyar la delantera desde Can Barça llegando al primer equipo y Deulofeu será, con el paso de los años, otro de los jugadores que compartirá vestuario con las grandes estrellas azulgranas. Será Tito Vilanova quien ahora deberá darle continuidad al proyecto iniciado por su amigo Pep y será Gerard Deulofeu quien deberá buscarse un lugar en el primer equipo.

No sería de extrañar, que a pesar de que el jugar está considerado como uno de los que ocuparán una plaza en el primer equipo, podría repetir los pasos de Cesc Fàbregas y Gerard Piqué, es decir, abandonar el Barça para foguearse en otro equipo y después de unos años volver a casa. Aunque el Club azulgrana podría pensárselo, con la calidad del jugador, la recompra podría salirle muy cara y el negocio ya no sería tan redondo.

Artículos relacionados