thumbnail Hola,

Para conseguir el galardón hay que tener liderazgo y, en tanda de penaltis, el crack del Real Madrid no lo tuvo. El luso no quiso hacerse cargo de ningún lanzamiento ante España

Cristiano Ronaldo pudo hacer algo más ante España. Hizo mucho, pero olvidó un detalle. Portugal ya está fuera de la Euro 2012 por culpa de los penaltis, que ante La Roja echaron a la selección de Paulo Bento tras el empate sin goles durante 120 minutos. Después del penalti decisivo de Cesc Fábregas, CR7, genio y figura indiscutida, mostró su indignación ante las cámaras y dijo claramente: “Injusticia”. La estrella del Real Madrid pudo haber cambiado la historia, pero no apareció en la tanda definitoria.

¿Por qué? ¿Decisión del entrenador? ¿No es Cristiano Ronaldo lo suficientemente importante en su equipo como para pedir a Bento ejecutar antes algún lanzamiento? Que nadie critique al seleccionador: el segundo goleador de la última liga española tiene la potestad de solicitar un penalti sin que nadie se atreva a negarle el disparo. ¿Quién se lo impediría? Nadie, ni el mismísimo Pedro Passos Coelho, primer ministro de Portugal.

El astro luso no se caracteriza por guardarse ninguna opinión. Para muestra un botón: dijo ser el “más bueno, rico y guapo” futbolista del planeta. También cargó contra Lionel Messi hace menos de dos semanas, cuando Portugal todavía estaba en fase de grupos. ‘A esta altura, él estaba eliminado de su Copa América’ fueron, palabras más palabras menos, sus declaraciones. Pues bien, después de la eliminación, Cristiano no apuntó contra Bento. Por el contrario, el 7 declaró: “No he pateado ningún penalti pero no pasa nada, los demás lo hicieron bien”. Si hubiera estado molesto porque el míster no le eligió para shotear, no hay dudas que lo habría hecho saber.

Es claro: el delantero no pidió lanzar entre los primeros. ¿Habrá influido la maldición que parece llevar desde los 11 metros? Tal vez. ¿Cuánto jugó en su cabeza el fallo ante Bayern Múnich? Quizás recordó la desgracia en semifinales de la última Champions League. ¿Daba lo mismo patear quinto que primero, segundo o tercero, cuando la serie nunca puede estar terminada? No. Cristiano Ronaldo sumó en la noche del miércoles otra razón para no ganar el Balón de Oro. Para conseguir el galardón hay que tener liderazgo. Contra España, en los penaltis, él no lo tuvo.

Sigue a Nicolás De Marco en Follow adrianboullosa on Twitter

Artículos relacionados