thumbnail Hola,

A pocas horas de que el ucraniano marcara los dos primeros goles de su selección en una Eurocopa, Goal.com te invita a repasar los más importantes episodios de su vida deportiva

 Michael Yokhin
 Experto en Ucrania Síguelo en

Andriy Shevchenko sorprendió a todos en la noche del lunes, cuando en Kiev anotó dos goles para Ucrania en el segundo tiempo del partido contra Suecia, desatando el sueño de su selección en esta Euro 2012.

El futbolista de 35 años, que ganara en 2004 el Balón de Oro, ha tenido momentos brillantes desde que debutó en 1994 con el Dinamo de Kiev. Goal.com te invita a repasar los siete episodios más importantes de su carrera.

1. El glorioso hat-trick en el Camp Nou

Por primera vez, Shevchenko le mostraba a toda Europa la enorme capacidad que llevaba consigo.

Por su puesto que no era el mejor Barcelona y, por el contrario, a Louis Van Gaal le costó encontrar el equipo durante su primera temporada en 1997-98. De hecho los catalanes finalizaron en la parte de abajo del grupo.

Sin embargo, marcar tres goles durante la primera mitad fue un momento increíble para el entonces delantero de 21 años. Los primeros dos fueron de cabeza, al igual que el lunes contra Suecia, y llegaron por errores terribles de Vitor Baia, cuya carrera en Barcelona acabó tan pronto como se esperaba.

El tercero fue desde el punto del penalti, y luego el Dinamo ganaría 4-0. El conjunto ucraniano sería más tarde eliminado en cuartos de final por la Juventus, aunque al año próximo mejoró su clasificación y alcanzó las semifinales, siendo Sheva pieza fundamental: anotó 10 goles en su última campaña europea en el club.

2. El drama de Luzhniki

No fue un gran esfuerzo, no fue un disparo soberbio, pero sin dudas entró en los libros de historia y quedó entre los grandes momentos de su carrera.

En una fría noche de octubre moscovita de 1999, Rusia enfrentaba a Ucrania en un partido crucial de las Eliminatorias a la Eurocopa del año siguiente. Ambas selecciones debían ganar si querian acceder al torneo de forma directa. Los rusos presionaron durante la gran parte del encuentro, viendo recompensado el esfuerzo con el grito de Valeri Karpin.

A tres minutos del final, Sheva cobró un tiro libre desde la izquierda. El desafortunado portero Aleksandr Filimonov hizo el resto: el 1-1 hundió al equipo de Oleg Romantsev, que veía cómo Francia aprovechaba el traspié para coger la plaza de la Euro en su lugar.

Ucrania terminó segunda gracias al guiño de la suerte, pero desgraciadamente para Shevchenko, perdieron contra Eslovenia en el repechaje y debieron esperar 12 años para estar en una Eurocopa.

3. El gol a la Juventus

Después de arribar al Milan en 1999, Sheva se convirtió inmediatamente en uno de los grandes delanteros de la Serie A, de los más temidos. Marcó 24 goles en su primera temporada, y repetiría la hazaña en 2000/01.

La conquista más hermosa de todas, sin dudas que llegó en diciembre de 2001, cuando humilló a Edgar Davids, Ciro Ferrara, Paolo Montero y Gianluca Pessotto antes de realizar un espectacular remate para batir a Gigi Buffon.

Fue un hermoso regalo para el entrenador italiano Carlo Ancelotti, que de esa manera debutaba en el banquillo del Milan después de haber sido despedido de la Juve.  El encuentro acabó 1-1 y, pese a ese inicio, los rossoneri realizaron una decepecionante campaña.

4. Contra el Inter en la Champions League

Shevchenko es el máximo goleador en el conocido como el Derbi della Madonnina, habiendo anotado 14 goles al equipo nerazzurro con la camiseta del Milan (no contabilizamos el 15° marcado con la elástica del Dinamo de Kiev).

Uno de ellos fue especialmente particular, pues el ucraniano fue el responsable de la vital diana marcada en condición de visitante (pese a jugar en el mismo estadio, el Inter era local) durante el encuentro de semifinales de la Champions League de 2003. El ariete cogió el cuero en el área penal y necesitó dos toques para anotar. Con el primero se quitó de encima la marca de Iván Ramiro Córdoba, y con el segundo batió a Francesco Toldo.

Obafemi Martins marcaría el gol del empate, pero eso no importó: el Milan estaba en la final.

5. El penalti decisivo en Old Trafford

La final del 2003 fue bastante aburrida, pero eso no le importó a Sheva, que fue el héroe al marcar el penalti decisivo en el estadio del Manchester United contra la Juventus.

Con más penalties errados que convertidos entre los dos equipos, la presión era enorme para el ariete en el último disparo del Milan, quien sin embargo mantuvo la calma y pudo batir a Buffon. Después de levantar el trofeo, lo llevó a la tumba de Valery Lobanovsky para mostrar el cariño que sentía por su mentor, quien había muerto un año antes.

6. Un 2004 inigualable

Fue una campaña espectacular para Sheva en el Milan. Condujo al equipo italiano a ganar el único Scudetto que el ucraniano logró en San Siro durante sus siete temporadas. La gesta incluyó un glorioso cabezazo a la Roma a principios de mayo, en la definición del campeonato.

Por tercera vez en su carrera, Shevchenko terminaría la temporada de Serie A con 24 goles. Su reconocimiento llegó con el Balón de Oro, aunque no pudo jugar la Euro 2004.

Tras Oleg Blokhin en 1975 e Igor Belanov en 1986, Sheva es el tercer ucraniano en ser elegido mejor jugador de Europa, y el único en lograrlo desde la separación de la Unión Soviética.

7. La mágica noche de Kiev

Esperó este momento por largos cinco años. No se imaginaba que sucedería. Desperdició la única oportunidad en una primera mitad bastante pobre. Gritó de dolor después de haber recibido un duro golpe en su rodilla. Por momentos se lo vio frustrado.

Pero al final fue una noche de gloria para él, en la que marcó dos goles de cabeza para que Ucrania se lleve el primer partido de su Euro. Blokhin dijo que soñaba con que Sheva hiciera dos goles, mientras que el propio Andriy no creía que fuera posible.

El sueño se hizo realidad.

Artículos relacionados