thumbnail Hola,

El anfitrión cayó con estrépito ante la Alemania de Joachim Löw en una histórica goleada

Alemania ha conseguido hoy en Belo Horizonte una histórica goleada ante Brasil. Un resultado inesperado, por su contundencia, pero no en su desenlace, demostrando que la calidad de esta 'Seleçao' dista mucho de la que presentaron en antiguas ediciones mundialistas.

1.- LOS VIEJOS FANTASMAS DEL PASADO

La imagen del cacareado partido final de 1950 ha sobrevolado Belo Horizonte. Los goles de Juan Alberto Schiaffino y Alcides Ghiggia, artífices del 'Maracanazo', han quedado en mera anécdota tras el festival vivido por los pupilos de Joachim Löw.

El miedo a que se repitiera otra derrota como aquella ha sufrido un segundo capítulo más brutal, nunca imaginado por la 'torcida', quien llora amargamente otra fecha de luto en el calendario futbolero.
2.- SIN NEYMAR NI THIAGO SILVA NO HAY PARAÍSO
Las dos bajas eran claves. Tratar de imaginar cómo hubiese sido el partido con ellos en la cancha, sería un error y pecar de ventajista. Lo que sí es cierto es que la falta de calidad y profundidad en la plantilla de Scolari para esta cita han provocado que la ausencia de los dos pilares básicos derrumbara el resto del edificio.
3.- KLOSE ENTRA EN LA HISTORIA DE LOS MUNDIALES
Llegó a Brasil como único referente en el ataque de los germanos y con la posibilidad de disputar algunos minutos. El veterano delantero en un pistolero silencioso, de los que parece que no apunta hasta que observas que ha logrado el objetivo.

Hoy ha alcanzado los 16 goles anotados en la historia de los Mundiales, superando la marca que atesoraba el brasileño Ronaldo. Cifras a las que amenaza Müller, ¡ojo con él!
4.- LA SOLEDAD DE FRED
Brasil ofrecía dudas en esta Copa del Mundo. Su condición de anfitrión ayudaba a esconder ciertos vicios y defectos. El paso de los partidos había dejado atrás un debate que volverá a florecer y que no es otro que la ausencia de referentes ofensivos de garantías en un combinado históricamente capitaneado hasta un tridente de arietes de lujo.

El solitario tanto de Fred en lo que llevamos de campeonato y los pitos de la grada han dejado señalado al delantero de la 'verdeamarela', dentro de una convocatoria huérfana de Ronaldos, Rivaldos y Romarios, permitiémdose el lujo de no valorar la llamada a Diego Costa.
5.- NO PUEDEN FALLAR
Se trata de una de las mejores generaciones del fútbol alemán. No fallan en este tipo de campeonatos, estando siempre presentes en los partidos claves de semifinales.

Ahora queda refrendarlo con un título. El Mundial de 1990 y la Eurocopa del 1996 quedan lejos para esta hornada que desea vivir un triunfo desde el propio césped y en sus propias carnes. Hoy han dado un paso más para emular a Matthäus.


Relacionados