thumbnail Hola,

El canario sigue en racha con la selección y confirmó su buen momento con La Roja

Pedro Rodríguez empezó la temporada de manera espectacular, tanto con el Barcelona como con la selección española.

Está claro que desde su vuelta a los campos tras su lesión, en abril, el delantero ha vivido una época dulce futbolísticamente. A pesar de un mal año, su final de campaña le valió ir a la Euro 2012 y fue determinante en la Copa del Rey para el Barcelona. Y el curso 2012/13 arrancó con la misma fuerza.

Con el Barcelona ha ido perdiendo algo de protagonismo y no es tan regular, pero cuando el canario se enfunda la elástica roja, todo parece cambiar.



En sus primeros 18 partidos con la Roja, anotó únicamente dos veces. Sin embargo, en los últimos cinco partidos, ha sumado siete goles. Además de su entrega, su calidad y su rapidez, el azulgrana se destapa como goleador. Ayer frente a Panamá volvió a marcar, un doblete, cuajando otra magnífica actuación. Y es que al canario le da igual jugar con nueve, con falso nueve o sin nueve. Sus diagonales, sus movimientos al espacio y su técnica le permiten abrir espacios y crear oportunidades.

El trabajo de Pedro es innegable. Su sacrificio y humildad le han llevado lejos desde que Pep Guardiola le diera una oportunidad en el Barcelona, tras coincidir con él en el filial blaugrana. Vicente del Bosque lo sabe, y para un entrenador, un jugador así es un tesoro. Pedro antepone el grupo a la persona y la efectividad a la frivolidad, todo con sacrificio y trabajo, pero sin renunciar a la técnica y a la elegancia que en sus botas posee.

La fase de clasificación para el Mundial 2014 sigue, y todos esperamos que en los próximos compromisos, Pedro Rodríguez Ledesma vuelva a ser protagonista.

Artículos relacionados