thumbnail Hola,

El defensa central se ha recuperado más de 40 días después de la lesión sufrida en el codo ante el Benfica

Este sábado el Camp Nou podría ver el regreso del capitán Carles Puyol quien ya está ansioso por volver a los terrenos de juego después de que se lesionara el pasado 2 de octubre en el estadio Da Luz cuando se jugaban la segunda jornada de la Liga de Campeones y se le diagnosticaran 8 semanas de baja, es decir al menos 60 días.

Han pasado 44 días desde aquella aparatosa lesión en el codo izquierdo que terminó en una luxación y un brazo inmovilizado. Aquella parecía la gota que derramaba el vaso a las ya recurrentes lesiones del Barcelona y sobre todo parecía una maldición porque ese día el capitán volvía de otra lesión y una recuperación milagrosa.

Hay quienes piensan que Puyol no se recupera milagrosamente, sino que el Barça exagera en los tiempos de recuperación para así llamar la atención y destacar aún más al jugador. Es todo mentira, el físico del capitán azulgrana es realmente asombroso, ayudado por su alma luchadora y por las sesiones de pilates que realiza desde hace ya algunos años, el zaguera está a punto de demostrar que puede vencer cualquier impedimento que tenga frente a él.

Desde la pasada semana, el capitán azulgrana volvió a los entrenamientos con el equipo y se especulaba que podría viajar con sus compañeros rumbo a Mallorca, pero Tito Vilanova aclaró que el jugador se quedaría en Barcelona una semana más y dio esperanzas para verlo este próximo fin de semana ante el Zaragoza.

Desde el 20 de diciembre del año 2000 hasta la fecha, Puyol ha sufrido 35 lesiones que lo han enviado a la enfermería, pero de todas ellas ha salido victorioso. Esta será una más de las que el central podrá presumir de derrotar y lo hará en un momento importante.

Poco a poco, el equipo va recuperando a los jugadores lesionados. Al Barça le restan todavía 6 encuentros de Liga que disputar en lo que queda de este año y tiene por enfrente alargar el récord del mejor arranque del torneo, pero ahora el objetivo es superar los registros del Real Madrid quien posee el mejor arranque absoluto de Liga con 12 triunfos y 2 empates. Los culés suman hasta ahora 10 victorias y 1 empate y ahora necesitan ganar al Zaragoza, Levante y Athletic para imponer un nuevo récord.

El regreso de Puyol y la recuperación de Piqué parecen un alivio para los culés que necesitan dejar de encajar tantos goles para que el futuro no se les complique, si es que quieren continuar el torneo con tranquilidad.

Artículos relacionados