thumbnail Hola,

El Barça sueña hoy más que nunca con la victoria que le haría prácticamente eliminar al Real Madrid en la lucha por la Liga

 Pilar Suárez
 Análisis | Barcelona
Síguele en

Tito Vilanova tiene muchos motivos para ganar. La autoridad de los culés durante las primeras seis jornadas de la Liga han colocado a los blaugranas como líderes del fútbol español sumando 18 de 18 puntos disponibles. Una victoria más, haría que el técnico superara a sus antecesores Louis Van Gaal, Johan Cruyff y Pep Guardiola quienes lograron sumar seis victorias consecutivas al inicio de Liga.

Pero más allá de los récords, que son una motivación para Tito más no su objetivo principal, el Clásico puede dar la oportunidad a los culés de prácticamente sentenciar la Liga. Una victoria pondría a los culés a 11 puntos sobre el rival madrileño y esa cantidad es mucha si hablamos de un inicio de temporada.

Ambos equipos no se encuentran en su mejor momento, el encuentro será complicado y la táctica jugará un papel importante. En Goal.com analizamos lo que debe hacer el Barça para ganar a un por seguro difícil Real Madrid:

                                                Conservar el balón

El Real Madrid es muy peligroso si tiene el balón y eso les da la oportunidad de jugar al contragolpe e intentar presionar arriba rápidamente. Los madrileños saben que jugando encerrados podrían firmar su sentencia, pero los culés también están conscientes de que prestar el esférico los puede dejar en la ruina.

El centro del campo con un Xavi Hernández y un Sergio Busquets precisos y sin pérdidas de pelotas será una de las principales claves para frenar el paso de los merengues y su necesidad de entramarse hacia el área de Víctor Valdés.

                                               Un equipo y juego sólido

Aún cuando no se tiene confirmado si Gerard Piqué podrá jugar el partido, todo indica que el barcelonés no podrá llegar a tiempo y entonces la defensa blaugrana podría ser un punto débil que los merengues pueden aprovechar. Es verdad que como local, el Barça sólo ha recibido un gol en esta temporada y eso demuestra han sabido solventar las bajas defensivas, pero con el Real Madrid nadie debe confiarse.

Que un equipo encaje goles no sólo depende de la defensa, es importante que el grupo juegue como un bloque y está debe ser una estrategia para el Barça. Perder el balón en un rechace de Iker Casillas originará un contragolpe, lo mismo que si en el centro del campo se no se controla el esférico. Un juego en bloque mantendría el control para que el balón no llegue a la zona de peligro del Barça.

                                                Fiel a la filosofía

Si el Barça llega a tener un marcador en contra durante el partido, lo más importante será mantener la filosofía del estilo de juego: ataque, ataque y más ataque, toque, toque y más toque. En lo que va de Liga, los blaugranas han sabido remontar cuando ya veían todo perdido y lo han hecho a base de conservar su estilo de juego.

Ya lo ha dicho Xavi Hernández, la filosofía es lo más importante. A pesar de que el equipo de Tito Vilanova se está reinventado en su táctica, si algo no ha perdido es su filosofía y hoy ante el Real Madrid más que nunca deberá conservarla.

                                                Abrir el marcador rápido

Ante un rival tan complicado como el Real Madrid, lo mejor que puede hacer el equipo de Tito es marcar gol lo antes posible. Hacerlo, crea desequilibrio a cualquier rival y además hace que éste se abra dando la posibilidad de que puedan llegar más goles.

Enfrentando al Real Madrid, esto sería primordial, los merengues se sentirían mucho más presionados y dejarían huecos que bien se podrían aprovechar por la delantera y el centro del campo azulgrana. Además, con el ambiente que se vivirá esta noche en el Camp Nou, la presión podría irse al doble, algo que puede sacar de concentración a jugadores como Cristiano Ronaldo.

                                                Desequilibrio

A pesar de que a muchos les gustaría ver a Cesc Fàbregas ocupando la banda izquierda como lo ha hecho últimamente y como ha obtenido buenos resultados, lo ideal es que ante el Real Madrid, sea Andrés Iniesta quien ocupe la plaza de titular por la sencilla razón de que el dorsal 8 es un experto en el desequilibrio individual y además su experiencia ante el equipo madrileño es símbolo de garantía.

El desequilibrio originado por Iniesta, dará muchas opciones a Pedro, que también gusta de anotar al eterno rival y que además ha demostrado cómo poco a poco mejor en su nivel de juego. Pero no sólo el canario sería el beneficiado, por supuesto Messi también tendría muy buenas opciones, a pesar de que Pepe estará esperándolo en todo momento.

Relacionados