thumbnail Hola,

El Virus FIFA azota de nuevo al Barcelona con Andrés Iniesta

Una vez más, los partidos internacionales acarrean consecuencias negativas para el club catalán. Esta vez, Iniesta KO

 Kilian Caballero
 Editorial | Barcelona
Síguele en

Como ya dijo Tito Vilanova antes del parón, "no van a descansar. Esto no es un parón porque irán todos con sus selecciones". Y así fue. El Barcelona se quedó con sólo 5 jugadores del primer equipo. El resto fue convocado por sus selecciones y, una vez más, el famoso 'Virus FIFA' vuelve a pasar factura al Barcelona.

Es algo objetivo que los azulgrana y los compromisos internacionales no son un matrimonio conveniente. Tras la mayoría de partidos internacionales, el Barcelona ha sufrido alguna consecuencia en forma de lesión o, simplemente, sus jugadores han notado el cansancio en exceso. Es fácil decir que muchos equipos tienen internacionales y que no es una excusa. Si bien no es una excusa, pocos equipos aportan tantos jugadores a tan alta exigencia a selecciones de nivel.

El Barcelona visita esta jornada al Getafe, un equipo históricamente complicado para los catalanes. Sin ir más lejos, el pasado curso los de Guardiola se fueron de vacío del Coliseo, con un fútbol muy pobre. Además, casualidades de la vida, no es la primera vez que ambos equipos se enfrentan tras un parón por compromiso internacional, ni la primera vez que el Barcelona es 'atacado' por el 'Virus FIFA'.

Andrés Iniesta estará por lo menos 10 días de baja, baja que le impedirá disputar como mínimo tres partidos importantes como son el desplazamiento a Getafe, la primera jornada de Champions League ante el Spartak de Moscú y la visita del Granada al Camp Nou. Además de ello, Jordi Alba ha vuelto de la convocatoria de la selección con amigdalitis.

Por su parte, Leo Messi, Javier Mascherano y Alexis Sánchez llegan sin apenas tiempo de preparar el partido y con muchos kilómetros en sus piernas, en lo que es, sin duda, un error internacional de planificación y estructuración de estos compromisos, que lleva a los jugadores a parecer títeres en manos de un negocio a escala gigantesca, algo curiosamente reflejado en el último spot del manchego para la firma Nike (su figura da vida a una marioneta).

En apenas un mes de competición, es ya la segunda vez que los internacionales dejan al club barcelonino en cuadro hasta apenas dos días antes de un compromiso. En agosto, el nuevo proyecto de Tito Vilanova tuvo que forjarse sobre la marcha debido a un inoportuno amistoso en Puerto Rico (que dejó la lesión de Juanfran Torres).

Llegados a este punto, y considerando que son los clubes los que pagan a los jugadores y sus máximos responsables, ¿cuánto merece la pena que el club ceda?, ¿No es excesiva la carga de partidos?. Seguramente, la solución pasa porque la FIFA se reuniera con los clubes y se llegará a algún acuerdo, un convenio en el calendario marcado por cuestiones únicamente deportivas y no de negocio. Sin embargo, por muy apasionante que nos resulta a todos el fútbol, no deja de ser un negocio más y encontrar una solución al problema se antoja demasiado utópico.


Artículos relacionados