thumbnail Hola,

Los rojiblancos han superado las diez eliminatorias que han disputado desde le llegada del técnico rosarino a San Mamés. En Goal.com repasamos todas ellas

 Miguel Churruca 
 Análisis | Athletic de Bilbao
Síguele en 

Desde la llegada de Marcelo Bielsa al banquillo de San Mamés, el Athletic de Bilbao encadena una estadística demoledora en las eliminatorias que han disputado desde agosto del pasado año 2011.

Previas de UEFA Europa League, la fase final en busca del partido definitivo en Bucarest o el camino a la final de Copa del Rey que a la postre acabó en dura derrota para cerrar la temporada 2011-2012. Diez eliminatorias que el Athletic ha superado sin fallo. Hoy, en Goal.com, repasamos todas ellas:


Athletic de Bilbao - Trabzonspor (0-0)

La primera eliminatoria que afrontó el Athletic de Bielsa resultó la más extraña de todas. Era la previa de la UEFA Europa League que daba acceso a la fase de grupos y el 0-0 de la ida condenaba a los rojiblancos a viajar a Turquía con la necesidad de marcar para poder clasificarse. No obstante, la sanción que recibió el Fenerbahçe en los días previos a la disputa del encuentro de vuelta, metía al Trabzonspor directamente en la Champions League y el Athletic recalaba en los bombos para disputar finalmente la UEL.

El único partido de esta eliminatoria se jugó el 18 de agosto y era el estreno oficial de la plantilla, que tan sólo contaba con la novedad de Ander Herrera. Fue un insípido choque en el que el Athletic no pudo marcar ni siquiera contra un equipo que se quedó con diez hombres en el minuto 7 tras la expulsión de Yilmaz. Por suerte para ambos, la historia tuvo un final de cuento: vascos y turcos fueron felices y comieron perdices.

Athletic de Bilbao - Oviedo (1-0 y 1-0)

En la ronda de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, el Athletic entró en acción en 'su' competición frente al Oviedo. Un solitario gol de Óscar de Marcos dio la victoria a los de Bielsa en el Carlos Tartiere y Ander Herrera, llevando a la red un pase de la muerte, se encargó de certificar la clasificación de los rojiblancos en San Mamés. Ante un histórico rival en horas bajas, el Athletic avanzaba a la siguiente ronda de una competición en la que también alcanzó la final.

Athletic de Bilbao - Albacete (0-0 y 4-0)

Un nuevo 'Segunda B' esperaba al Athletic en los octavos de final de la Copa del Rey. Otro histórico del fútbol español que había dejado en la cuneta a un Atlético de Madrid que por aquel entonces dirigía Gregorio Manzano.

El partido del Carlos Belmonte se saldó con un insulso 0-0 sin apenas ocasiones y ambos equipos, con el Athletic como claro favorito, dejaban los deberes para la vuelta en San Mamés.

Los de Marcelo Bielsa no dieron opción a su rival y desde la primera parte se adelantaron en el marcador con un bonito gol de Susaeta de vaselina. En la segunda mitad Herrera, con una espectacular volea desde el borde del área, Toquero, con un improvisado taconazo y Mikel San José, a la salida de un córner, cerraron un partido y una eliminatoria que dejaba al Athletic entre los ocho mejores equipos de la Copa.

Athletic de Bilbao - Mallorca (2-0 y 1-0)

El primer rival de Primera División para Los Leones en esta edición de la Copa del Rey no pudo hacer frente al vendaval de los chicos de Bielsa en San Mamés. Llorente y Muniain, uno en cada parte, cabecearon a la red para establecer una diferencia que permitía al Athletic viajar a las Baleares con cierta tranquilidad.

Ya en un Iberostar Stadi semi-vacío -¡en la vuelta de unos cuartos de final!- los rojiblancos mantuvieron con calma el ritmo del partido y llegaron al descanso con 0-0. En la segunda mitad, una desafortunada acción condujo a un gol en propia puerta de los bermellones. El tanto que certificaba la clasificación del Athletic.

Athletic de Bilbao - Mirandés (2-1 y 6-2)

El 'matagigantes' de la Copa del Rey 2011-2012, un humilde Mirandés liderado por Pablo Infante, se había plantado en las semifinales después de despachar a tres 'Primeras': Racing de Santander, Villarreal y Espanyol habían mordido el polvo con el equipo de Anduva.

El Athletic tiró de Fernando Llorente para imponer la diferencia en la ciudad del Ebro y sólo un tanto de Lambarri en el descuento pudo poner un mínimo de tensión de cara al partido de vuelta.

No obstante, los de Bielsa salieron con todo en San Mamés y en sólo 20 minutos ya habían sentenciado con goles de Muniain, Susaeta y Aurtenetxe. La segunda mitad sirvió para el disfrute de la grada, que celebró a lo grande una nueva clasificación para la gran final, que le enfrentaría al Barcelona sólo 3 años después de la anterior. ¡Vaya fiesta, eh!

Athletic de Bilbao - Lokomotiv de Moscú (1-2 y 1-0)

Superada la fase de grupos como líder de grupo y dejando fuera a un candidato a altas cotas, como lo era el PSG, el Athletic afrontaba el reto de viajar al frío de Moscú para hacer frente al Lokomotiv de viejos conocidos de la Liga española como Alberto Zapater o Felipe Caicedo.

Con temperaturas extremadamente frías -se esperaban hasta 10 grados bajo cero a la hora del partido- y bajo una incesante nieve, Iker Muniain rescató un gol que Susaeta le brindó en bandeja para poner en ventaja al Athletic.

En la segunda mitad, el Lokomotiv dio la vuelta al marcador hasta dejarlo en el 2-1 definitivo, aunque bien es cierto que pudieron caer más tantos del lado moscovita.

La vuelta en San Mamés se antojaba complicada, con el reto de mantener la puerta a cero y tener más posibilidades de avanzar hacia los octavos de final. Con el resultado inicial se llegó al descanso y la tensión se apoderó de la grada de San Mamés.

En una acto de torpeza, Fernando Amorebieta perdió un peligroso balón y se vio obligado a cometer una falta que le costó la segunda tarjeta amarilla y consecuente expulsión. El Athletic tiró de orgullo con un hombre menos y en una segunda acción, de nuevo Muniain, al igual que en el Luzhniki de Moscú, marcaba el tanto del Athletic y desataba el delirio en Bilbao.

Athletic de Bilbao - Manchester United (3-2 y 2-1)

La eliminatoria de octavos de final de la UEFA Europa League será eternamente recordada por cualquier aficionado rojiblanco que tuviera la suerte de verla. El Manchester United, caído de la fase de grupos de la Champions League y que había superado al Ajax de Amsterdam en dieciseisavos de final, era el rival a batir.

El choque de ida en Old Trafford se antojaba histórico y así lo percibió la afición del Athletic, que desplazó a más de 10.000 personas hasta el Teatro de los Sueños. Lo que nunca imaginaban fue el recital de juego que ofrecieron los hombres de Bielsa en el partido que encandiló a Europa. A pesar del tanto inicial de Rooney, el Athletic no dejó de querer la pelota, de mimarla y de llegar al arco de David de Gea a través de un juego impecable.

Llorente, en la primera mitad, igualó el partido y Óscar de Marcos y Muniain, en la segunda, pusieron en clara ventaja a los rojiblancos (1-3). Nuevamente Rooney, ya en el descuento, acortó distancias desde el punto de penalti para establecer el 2-3 definitivo. El Athletic había conquistado Old Trafford.

Con la eliminatoria encarrilada y un ambiente festivo sin igual en San Mamés, el Athletic volvió a dar una exhibición de juego y repitió victoria sobre los Diablos Rojos. Esta vez Fernando Llorente, con una excelente volea tras servicio lejano de Amorebieta, y Óscar de Marcos, aprovechando un balón muerto en el área rival, marcaron para los locales. Rooney, con un zambombazo lejano que se coló por la escuadra, sólo pudo adornar el resultado. Inolvidable.

Athletic de Bilbao - Schalke 04 (4-2 y 2-2)

La euforía de la UEFA Europa League pasaba por un Veltins Arena de Gelsenkirchen que contaba con 'Herr Raúl' como héroe local. En un partido de ida en el que el Athletic contó con algo de suerte, los rojiblancos se adelantaron y, después de que el Schalke remontara hasta ponerse 2-1, Llorente, De Marcos y Muniain, claros protagonistas en esta competición, establecieron el definitvo 2-4, que dejaba la eliminatoria prácticamente sentenciada.

La vuelta en San Mamés estuvo marcada por la ofrenda floral de Raúl al busto de 'Pichichi', ya que el conjunto alemán visitaba La Catedral por primera vez. Hasta en dos ocasiones, Huntelaar y el propio Raúl pusieron por delante en el marcador a los alemanes, pero Ibai y Markel Susaeta se encargaron de devolver la calma a la grada rojiblanca.

El 2-2 definitivo metía al Athletic en semifinales y el glorioso camino de los Leones en Europa seguía su curso tras superar la octava eliminatoria a las órdenes de Marcelo Bielsa.

Athletic de Bilbao - Sporting de Lisboa (1-2 y 3-1)

El penúltimo paso hacia la gloria de la final europea llevó al Athletic a la capital portuguesa. Lisboa y su Sporting recibían a los rojiblancos a las puertas del partido decisivo de Bucarest.

En un encuentro en el que los locales fueron superiores, Aurtenetxe se sirvió de una falta lateral para adelantar, quizá injustamente, a los de Marcelo Bielsa. No obstante, el español Diego Capel, con un lanzamiento lejano ante el que Iraizoz no pudo hacer nada y, posteriormente, Insúa, con un cabezazo poco ortodoxo, daban la vuelta al marcador para establecer el 2-1 definitivo.

La vuelta se antojaba memorable en La Catedral. San Mamés respiraba un ambiente como el que no se recordaba desde antaño. Y el Athletic no falló a su cita con la historia.

En la primera mitad, Markel Susaeta adelantaba a los Leones, pero justo antes del descanso, en el minuto 43, Van Wolfswinkel apunto estuvo de aguar la fiesta después de llevar a la red un rechace tras un barullo en el área.

Pero Ibai, tras excelente maniobra de Llorente para asistirle, igualaba la eliminatoria al borde del pitido de la primera mitad.
2-1 y la grada de San Mamés empujando como nunca.

Un Athletic volcado durante toda la segunda parte vio recompensado su esfuerzo cuando el partido estaba a punto de irse a la prórroga. En el minuto 88, Ibai le devolvía el pase a Llorente y éste, adelantándose en el remate a Anderson Polga, apuntillaba al Sporting y hacía realidad el sueño de una final europea 35 años después de la última frente a la Juventus de Turín. Las lágrimas de un Llorente emocionado sobre el césped son suficiente muestra de lo que supuso aquel tanto para el club rojiblanco.

Athletic de Bilbao - Slaven Belupo (3-1 y 1-2)

La primera eliminatoria del Athletic en esta recién iniciada temporada 2012-2013 ha contado con la explosión de Ismael López, que tuvo en su primer partido oficial con la zamarra rojiblanca el debut soñado. El fichaje del Lugo, que ya jugó 3 años en el Bilbao Athletic, regresaba a La Catedral y lo hizo a lo grande: marcando dos de los tres tantos de su equipo para doblegar a un correoso conjunto croata, que pudo llevarse un saco de goles, pero salvó con fortuna el encuentro de ida.

La vuelta en Croacia debía ser un trámite para los de Bielsa, pero todo se complicó con el tempranero gol del Slaven. La entrada de Llorente en el descanso favoreció para que llegara el empate por medio de Muniain. El 2-1 de los locales mantuvo la tensión hasta el final de los 90 minutos, pero el Athletic solventó la décima eliminatoria con éxito.

100% de efectividad hasta el momento a las órdenes de Marcelo Bielsa. Un pleno de triunfos que el Athletic deberá continuar, ahora frente al HJK Helsinki, si quiere estar presente en el sorteo del próximo día 31 que determinará los grupos de esta nueva edición de la Europa League.

Sigue a Miguel Churruca en Follow adrianboullosa on Twitter

Artículos relacionados