thumbnail Hola,

La Rojita está cargada de figuras que claramente no estuvieron a la altura de las circunstancias

 Iago Lago
 Análisis | Londres 2012
Síguele en


Enorme decepción de la selección española de fútbol sub-23 en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. La eliminación de la Rojita en la fase de grupos tras perder contra rivales claramente inferiores como Japón y Honduras ha sido un mazazo para España y una sorpresa para el mundo.

Además de la catástrofe colectiva, el combinado español decepciona por la gran cantidad de figuras presentes en su plantilla. Muchos jugadores prometedores y triunfadores como Juan Mata, Javi Martínez, Jordi Alba o Adrián, claramente no estuvieron a la altura de las circunstancias.

A continuación, analizamos cada caso y destacamos las principales decepciones de esta selección española sub-23 que ya no podrá seguir soñando con el oro de Londres.


JORDI ALBA

El héroe de la selección española campeona de Europa el pasado mes de junio y uno de los mejores jugadores de un combinado que ya era campeón de Europa y del mundo cuando él llegó. Además, flamente fichaje del FC Barcelona y uno de los laterales más valorados del mundo.

El cartel parece inmejorable, aunque los resultados no fueron los mismos en los Juegos Olímpicos de Londres. Si Jordi multiplicó su valor en el mercado tras la Eurocopa, ahora ha perdido un poco de fuelle tras unos Juegos muy irregulares en dos partidos en los que apenas tuvo presencia.

En su favor cabe decir que probablemente haya llegado muy cansado a este torneo y seguramente con mucha menos presión y tensión tras haber ganado la Eurocopa, así como también es más complicado brillar en un equipo que, tal como se ha podido comprobar, simplemente no funciona.

JUAN MATA

Es uno de los jugadores más queridos por la afición del Chelsea. Tras triunfar en el Valencia, el atacante español se marchó a la Premier League para fichar por uno de los clubes más potentes del mundo y, de hecho, en Londres pudo convertirse en campeón de Europa de clubes tras ganar su primera Champions League.

Además del gran trabajo realizado en Stamford Bridge y de los éxitos logrados con el Chelsea, Juan Mata se coronó posteriormente como campeón de Europa con la selección española de fútbol, equipo con el que es cierto que dispuso de pocos minutos, aunque aprovechó al máximo los que Vicente Del Bosque le brindó en la final para marcar un gol asistido por su compañero de club Fernando Torres.

Juan Mata se presentaba a estos Juegos de Londres como la principal estrella de ataque de la Rojita de Luis Milla, aunque finalmente la estrella se apagó de forma prematura y sin haber brillado lo suficiente.

JAVI MARTÍNEZ

A pesar de que no tuvo protagonismo en la Eurocopa ganada con la selección española, Javi Martínez viene de realizar una magnífica temporada con el Athletic Club. De hecho, sus credenciales le han servido para ser uno de los grandes nombres de este mercado de fichajes de verano.

Está en la órbita de algunos de los clubes más grandes del mundo como el Bayern de Múnich o el FC Barcelona y, realmente, cualquier equipo estaría encantado de poder contar con sus polivalentes servicios como defensa central o centrocampista.

Con la Rojita, en cambio, Javi Martínez no pasó a un segundo plano por falta de minutos, sino por falta de acción y reacción. Perdido en el campo y sin iniciativa suficiente como para echarse sus líneas de juego a la espalda, el jugador del Athletic fue otra de las grandes decepciones de este torneo.

ADRIÁN

Vicente Del Bosque lo dejó en tierra en el último momento, incluso después de brillar y marcar gol en el partido anterior a confirmar la lista de convocados para la Eurocopa, algo que le dejó mal sabor de boca y la ligera sensación de tener una cuenta pendiente.

Esa deuda la pudo haber saldado en los Juegos Olímpicos con la selección española sub-23, aunque no lo hizo. De hecho, la Rojita no fue capaz de marcar un solo gol ni a Japón ni a Honduras, por lo que no sólo la defensa falló en este torneo, sino también el ataque.

Los balones no le llegaron como en el Atlético de Madrid ni mucho menos como en la selección española absoluta, pero lo cierto es que Adrián tampoco supo buscar la pelota ni encontrar los espacios, siendo otro gran fracaso de la Rojita y dando, lamentablemente, la razón al Vicente Del Bosque que lo dejó fuera de la Euro.

IKER MUNIAIN

El canterano del Athletic fue uno de los que más sufrió con esta eliminación. Lo dio todo durante la temporada con su club para finalmente no ganar ningún título y, ahora, tampoco pudo triunfar con la selección española en los Juegos Olímpicos, aunque este caso es bien distinto.

Muniain, al igual que Adrián, era uno de esos jugadores que tenía mucho que mostrar en este campeonato para tratar de llamar la atención de Vicente Del Bosque para la selección absoluta, pero el catxorro del Athletic fue otro de la larga lista de jugadores que no dio pie con bola en los Juegos Olímpicos.

Como siempre, al joven atacante no le faltó entrega, aunque sí acierto y la chispa que lo caracteriza. No estuvo fresco para crear ni resolver las jugadas, así como tampoco tuvo determinación para tratar de marcar gol, una misión aparentemente imposible para un equipo que tenía una de las mejores plantillas de los Juegos Olímpicos de Londres.

ISCO

 

Es un caso muy similar al de Muniain. Al igual que el jugador del Athletic, Isco brilló la pasada temporada en el Málaga, aunque para estos jóvenes futbolistas sus clubes no parecen suficiente escaparate, algo que sí son la selección española y los Juegos Olímpicos, sobre todo en época de mercado de fichajes.

Isco, al igual que el resto de compañeros de la Rojita que se destacan en este análisis, no fue un fracaso absoluto, pero sí es cierto que no ha estado a la altura de las circunstancias, ya sea por exceso de confianza o por, simplemente, el atasco general que sufre esta selección española sub-23.

El joven jugador del Málaga espera volver a triunfar con su club la nueva temporada, en la que además tendrá otra plataforma más en Europa, pero lo cierto es que a esta generación de jóvenes jugadores de fútbol se le quedará clavada la espina de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Sigue a Iago Lago en

Artículos relacionados