thumbnail Hola,

Tras la conquista del cuarto Trofeo Zamora, el azulgrana es el meta a batir por el considerado como el mejor portero del mundo. Sin embargo, pueden colarse invitados en la fiesta

 Kilian Caballero
 Análisis | Liga BBVA
Síguele en

Víctor Valdés reabrió el debate de la portería en España tras su cuarto Zamora consecutivo. A pesar de que muchos consideran a Iker Casillas como el mejor portero del mundo, el madrileño no pudo lograr el Zamora ni en el año que su equipo fue campeón.

La lucha por el trofeo que reconoce el trabajo bajo las palos parece ser que será, como la Liga en sí, un duelo entre Casillas y Valdés. Sin embargo, nadie cuenta con una serie de invitados sorpresas que, si bien difícilmente logren el Zamora, pueden convertirse en el mejor portero del año.

IKER CASILLAS

Las palabras sobran para definir a Iker Casillas. El madrileño ha logrado casi todo lo posible y aspira este año al Balón de Oro. A punto de cumplirse 13 años de su debut en La Liga, Casillas es una pieza clave e insustituible bajo los palos del Bernabéu. A pesar de ello, Casillas sólo ha ganado un Zamora. En la temporada 2007/2008, el 4-1 que el Real Madrid le endosó al Barcelona decantó la balanza a favor del de Móstoles para lograr su primer y único trofeo hasta la fecha, encajando 32 goles en 36 partidos. A pesar de los números, su nivel es indiscutible y nadie olvidará jamás atajadas imposibles de Iker, como las realizadas a Perotti o el pie salvador de la final de la Champions League de 2002.

 

VÍCTOR VALDÉS

El caso de Víctor Valdés es si más no sorprendente. Titular en uno de los mejores equipos del mundo y galardoneado con el Zamora por cuarto año consecutivo, el catalán tiene la desgracia de vivir a la sombra de Iker Casillas. Muchos hablan de que su éxito se debe a la defensa, pero la verdad es que Valdés ha respondido siempre con buenas actuaciones. Lejos quedan las salidas alocadas, casi siempre provocando penaltis, o los problemas de disciplina del pasado. Dicen que su hijo le ha traido la serenidad necesaria y que eso se refleja en el campo. Sea como sea, el de Hospitalet está en su mejor momento y parece que sigue mejorando día a día, en reflejos y en colocación. Además, su juego con el pie ha mejorado mucho desde su debut y sus famosas 'cantadas' son ahora muy poco asíduas en el terreno de juego.

 

THIBAUT COURTOIS

El Atlético de Madrid estuvo a punto de ficharle pero no pudo competir con la cartera del Chelsea. Sin embargo, el jugador pasará como mínimo otro año más a las órdenes de Simeone. En su primera temporada en el Calderón, Courtois demostró muy buenas maneras a pesar de su juventud. Su altura y elasticidad han levantado a muchos atléticos del asiento para elogiar sus actuaciones y sus guantes han servido para sumar muchos puntos y dar al equipo la seguridad defensiva que le hacía falta para aspirar a Europa. Es posible que esta sea su temporada de despedida de España, pero el joven belga está dispuesto y deseoso de seguir brindándonos grandes actuaciones.

 

VICENTE GUAITA

Vicente Guaita podría ser el más beneficiado con la marcha de Unai Emery. La política de alternar porteros sin un aparente criterio del exentrenador ché frenó la proyección del joven portero. La desafortunada lesión de Diego Alves le dio continuidad y en el Santiago Bernabéu sentó su cátedra con un partido excepcional que terminó sin goles gracias a sus actuaciones. Supuestamente titular, el guardameta espera que Mauricio Pellegrino le de continuidad y convertirse así en una pieza importante para el Valencia. El mismo jugador ya dijo que no quería un duelo Barça-Madrid en la liga. Quizás tampoco sea un duelo de dos bajo los palos.

 

TOÑO MARTÍNEZ

Aunque no sea nada mediático, el fichaje de Toño por el Granada puede ser una de las operaciones más rentables del verano. El veterano portero se desvinculó del Racing de Santander tras el descenso del club cántabro. El club nazarí adquiere así un gran valuarte en la portería, con la experiencia y la calidad para lograr la meta principal, la permanencia. Su lucha no será por el Zamora, sino por destacar y ayudar al equipo, por ser una pieza clave y determinante en los resultados del club nazarí.

Artículos relacionados