thumbnail Hola,

Con el nuevo proyecto blaugrana, el asturiano debe asumir sus galones para liderar el ataque con su veteranía

 Kilian Caballero
 Análisis | FC Barcelona
Síguele en

David Villa puede ser el mejor fichaje para Tito Vilanova esta temporada. Tras pasarse casi un año en blanco, Villa llega al nuevo curso generando dudas pero con la obligación de volver a ilusionar.

Tras la negativa del Barcelona a la venta de David Villa a la Juventus y, sobretodo, al PSG, el jugador se antoja como una pieza fundamental en el nuevo proyecto liderado por Tito Vilanova. Lejos queda la gloria del jugador en Valencia o el primer buen año en Barcelona. La pasada campaña Alexis y los jóvenes le relegaron al banquillo por su estado de forma e incluso anímico,y la fractura de tibia acabó de desmoronarle. Sin embargo, Villa sabe que es ahora cuando debe ser fuerte y liderar al equipo en su vuelta.

Villa costó 40 millones y llegó a Barcelona como una estrella, a pesar de ser consciente de que no sería la referencia del equipo como pasaba en Valencia. La adaptación fue rápida y asumió su papel 'secundario'. Su juego en la banda trazando hacia dentro fue perfecto y muchos criticaron su falta de gol sin ver las muchas otras tareas que realizaba, como abrir campo, crear espacios arrastrando a los defensas, ayudando en defensa...

La marcha de Pep Guardiola significa una nueva oportunidad para él, un partir desde cero. Villa tiene la experiencia nacional e internacional de pocos y es ahora cuando se le necesita. La falta de madurez, pese a su atrevimiento, de Cristian Tello e Isaac Cuenca, sumada a la irregularidad reciente de Pedro, puede abrirle una nueva puerta para demostrar su valía y que su veteranía en el campo puede ser fundamental a la sombra de Leo Messi.

Los compañeros le apoyan. Calidad tiene, experiencia también. Con el gol como único fantasma, puede ser esta su última oportunidad y no la desaprovechará. Así pues, puede que asistamos en breve al renacer de David Villa.


Artículos relacionados