thumbnail Hola,

El canterano azulgrana apunta directamente a una lista en la que emergen futbolistas como Antoñito o Mario Rosas

La historia del fútbol y del deporte siempre nos ofrece a profesionales que se quedaron muy por debajo de las expectativas creadas como juveniles o en los primeros años de su madurez. Si Kwame Brown es el ejemplo más claro de fracasos en el Draft de la NBA, Goal.com os trae hoy alguno de los fiascos más importantes de los últimos años en el fútbol español y uno, Bojan, que aspira a liderarlos a todos y convertirse en el Kwame Brown del balompié nacional.

Bojan Krkic (Barcelona)

La entrada de Bojan en un Barcelona de entreguerras, en el ocaso de la era Rijkaard, fue una de las pocas noticias refrescantes para el club. El delantero, comparado con Raúl por su precocidad y por su eficiencia dentro del área, llegó a sonar para entrar en la lista de la Euro 2008. Con la llegada de Guardiola, Bojan comenzó a perder ascendente en el equipo, del que terminó por salir el año pasado camino de la Roma. En Italia tampoco ha brillado y se empieza a notar la falta de efervescencia que se palpaba en un futbolista que se intuía especial. Por ahora, mucho ruido y pocas nueces, aunque, a diferencia de sus compañeros en esta ‘ilustre’ lista, a Bojan le queda camino por recorrer.

Javier Portillo

El 'killer de Aranjuez' se plantó en el primer equipo del Real Madrid en la temporada 2001-2002 cuando contaba con diecinueve años y después de haber pulverizado todos los registros de goles en las inferiores blancas. Apenas diez años después de su fulgurante irrupción en el mundo del fútbol, se encuentra sin equipo después de rescindir su contrato con la Unión Deportiva Las Palmas. Fiorentina, Brujas o Nastic de Tarragona han contado con los servicios de un atacante que nunca se ha acercado siquiera a confirmar nada de lo que un día apunto.

Mario Rosas (Barcelona)

“El bueno en la cantera no era yo. El bueno era Mario Rosas”. Así habla Xavi Hernández de uno de los mayores fiascos de la cantera del Barcelona y por extensión del fútbol español. El Alavés lo contrató del Barça B en la temporada que terminaría siendo subcampeón de UEFA. Su papel fue testimonial, así como el que ha desempeñado en la mayoría de los equipos que ha jugado. El año pasado ficho por el Khazar Lankaran de Azerbayan. Los chascarrillos sobre su supuesta vida disoluta tampoco ayudan a su carrera.

Sergio Santamaría (Barcelona)

Santamaría fue otro compañero de equipo de Xavi Hernández. De hecho, se impuso a él y a otros como Ronaldinho o Gaby Milito para ser elegido mejor jugador del Mundial Sub 17 de Egipto, disputado en 1997. Tres años después, Van Gaal lo hacía debutar en el primer equipo del Barcelona. El año pasado, en el Alhaurín de la Torre de Tercera División, colgó las botas. Entre medias, una trayectoria sin pena ni gloria por equipos a caballo entre la Segunda B y la Tercera División como el Sant Andreu, el Logroñés o el Alzira.


Bojan Krkic | Hablaban de él como el 'Nuevo Raúl', pero nunca terminó de explotar

Antoñito (Sevilla)

Antoñito es uno de los delanteros más prolíficos de las categorías inferiores del Sevilla y especialmente del filial del club andaluz, con el que consiguió 40 goles en 35 partidos en la temporada 2000-2001. Pronto dio el salto al primer equipo, donde nunca pudo demostrar el talento goleador que se le presuponía. Después de cuatro temporadas sin nada especialmente rescatable en el Xerez, recaló el verano pasado en el Atlético Baleares, donde ha jugado el presente curso. Pese al importante desembolso del club balear en el y varios jugadores de elevado caché, la decena de goles de Antoñito no han ayudado al equipo a ascender a Segunda A.

Artículos relacionados