thumbnail Hola,

Grecia espera dar la sorpresa mañana ante la todopoderosa Alemania. El contragolpe y la gran defensa helena será la clave para poderse llevar el partido y llegar a semifinales

Grecia no pensaba que pudiera llegar a cuartos de final después de la fase de grupos que se produjo. El primer partido frente a Polonia logró empatar aunque le expulsaron a Papasthadopoulos e incluso pudo ganar si Karagounis no hubeira fallado el penalti. Frente a la República Checa el equipo sólo reaccionó en la segunda parte y finalmente ante el equipo más fuerte, los rusos, dieron una lección de como se debe defender. Mañana tendrá un equipo mucho más fuerte  y catalogada como una de las favoritas para ganar la Eurocopa.

Las puntos fuertes de Grecia serán los de siempre, defender como siempre lo hacen de una manera ordenada, que todos los jugadores se sacrifican subiendo y bajando tanto defensivamente como ofensivamente. El contragolpe del equipo es increible y rápido. Los helenos aprovechan cualquier jugada para marcar, tal y como pasó en el último gol frente a Rusia. Una de las peores noticias es la ausencia del capitán Karagounis. Una de las ventajas será que Alemania tocará, tocará y tocará, y en cualquier error, descuido del conjunto alemán. Pero hay una cosa que no se puede reprochar del equipo, el espíritu, la fuerza y no dejan de luchar.

Aparentemente, el equipo de Fernando Santos tiene más puntos débiles. La principal debilidad del equipo es las pocas ocasiones que crea el equipo, a pesar de todo han marcado en los tres partidos de la fase de grupos. La poca capacidad de movilidad de la pelota entre los jugadores, poca ideas en el centro del campo, sólo destruyen la pelota. El equipo nunca sorprende al rival. Los laterales del equipo son flojos ya que casi siempre todas las jugadas de los equipos rivales han llegado por la banda de Holebas y Torosidis. Otro punto débil es la poca aportación de los cracks del conjunto heleno como Ninis, Samaras... el único es Karagounis y mañana por doble amonestación no podrá participar.

El equipo necesita defender, aguantar la pelota y esperar un error de los alemanes y salir al contragolpe. Por otro lado esperar a que los cracks aparezcan y hagan alguna jugada individual como Samaras o pases como Fortounis. Por supuesto, esperar que el conjunto alemán no tenga un buen día.

Artículos relacionados