thumbnail Hola,

Cesare Prandelli ha sabido mantener la defensa férrea italiana con un fútbol dinámico y de calidad, ofreciendo un bloque compacto y de garantías

Italia está dejando un muy buen sabor de boca en este comienzo de Eurocopa que se está disputando en Polonia y Ucrania. Los hombres de Cesare Prandelli han conseguido mezclar a la perfección el fútbol de toque y llegada, con un repliegue intenso que evita cualquier posible contra de la línea atacante rival. Italia ha llegado a la fase de clasificación encajando la friolera de dos goles en toda la fase, unos números que no hacen más que ensalzar la leyenda de la defensas italianas. En la Euro, tan solo una jugada de tiralíneas de España y un error de Chiellini (el único en lo que llevamos de torneo) han costado un gol a la azzurra.

Cesare Prandelli ha tenido gran parte de culpa. Su cambio de sistema jugando con tres centrales, uno de ellos De Rossi, y la incursión de dos laterales de largo recorrido como son Maggio y Giaccherini ha hecho que la zaga adelante sus líneas, juegue con mayor presencia arriba. Además, Prandelli coloca un trivote de calidad, con Thiago Motta y Marchisio para el juego sucio y además con capacidad de crear fútbol y Andrea Pirlo, para cubrir la zona ancha, dejando arriba a dos delanteros. Es decir, Italia juega con dos puntas de referencia y posiblemente uno de los mejores enganches de Europa, como Andrea Pirlo, y aún así mantiene una eficacia defensiva admirable.

Si nos fijamos bien en su juego, la clave reside en su capacidad de elaborar el juego de repliegue a las mil maravillas, asfixiando las contras de cualquier equipo. En el momento en que Italia perdía el balón, todas las líneas realizaban el apoyo en la cobertura y delante de los tres centrales siempre había una línea de cuatro jugadores, con los dos carrileros y los dos pivotes. Un sistema muy complicado de superar y que puede llevar a Italia a jugar las fases finales de esta Eurocopa.

Además de Prandelli, otra clave importante en esta resurrección del fútbol en Italia es la segunda juventud por la que atraviesa Andrea Pirlo. El incombustible jugador de la Juventus, fue clave en la consecución del título de la Serie A que recientemente ganó la Vechia Signora y en la Eurocopa sus actuaciones están dándole puntos a su selección. Ante España, un pase al hueco, a la espalda de Piqué para Di Natale, dejó al de Unidese solo ante Casillas, que no falló para poner el 1-0 en el marcador. Ante Croacia, una genialidad de falta directa ponía por delante a los azzurros en un partido que se estaba poniendo complicado por las llegadas con peligro de los croatas.

Además de tener un once con calidad y garantías, otra clave de esta Italia es el banquillo que posee, con jugadores muy ofensivos como Di Natale, Giovinco o Montolivo, que pueden generar fútbol y sobre todo hacer goles.

Atrás quedó la Italia del 1-0 y todo el equipo a defender. Esta azzurra sabe jugar al fútbol y le gusta jugar al fútbol, aunque el Catenaccio siempre será su seña de identidad.

Artículos relacionados