thumbnail Hola,

Muñiz Fernández perjudica claramente al Valencia

El trencilla estuvo desafortunado en acciones determinantes, todas ellas a favor del Real Madrid

Muñiz Fernández, del colegio asturiano de árbitros, ha sido decisivo en la victoria del Real Madrid en el Santiago Bernabéu frente al Valencia de Valverde.

El cuadro che vio como el árbitro le anulaba hasta tres jugadas de ataque, todas ellas por fuera de juego, que resultaron ser, con una distancia muy justa, posición legal del futbolista. Las tres jugadas las protagonizó Soldado. La primera, en el 21 de la primera parte, con el partido aún con 0-0, Soldado partió en posición correcta y, aunque era casi imposible que llegara a la pelota, el árbitro se encargó de anular totalmente la acción.

Ya en la segunda parte, de nuevo Soldado cogió la espalda de Albiol - que tiró muy mal la línea durante casi todo el partido - tanto en el minuto 58 como en el 61, estrellando el balón en el larguero en una de las acciones una vez abortada la ocasión.

Además de los fuera de juego, los valencianistas tienen también otra razón por la que salir descontentos con el colegiado. En la última jugada de la primera parte, a la salida de un córner, el balón le rebotó a Carvalho en la mano, y aquí la decisión es mucho más subjetiva, puesto que el árbitro, que vio la mano, la tomó como voluntaria y dejó seguir la jugada.

La última, y quizás más dolorosa, jugada polémica es el segundo gol del Real Madrid, en el que Higuaín, tras darle el balón a Andrés Guardado, mete el balón con la mano en las redes de la portería valencianista, aunque disimulando muy bien, eso sí.

Artículos relacionados