thumbnail Hola,

El colegiado no acertó en las decisiones importantes y eso condicionó seriamente el resultado del partido en contra de los intereses verdiblancos

El colegiado Alfonso Álvarez Izquierdo‎ estuvo especialmente desafortunado en el encuentro que enfrentó al Betis y al Atlético de Madrid en el estadio Benito Villamarín este miércoles y que finalizó con un resultado favorable a los rojiblancos de 2-4.

El árbitro catalán falló en dos jugadas determinantes para el transcurso del partido en contra del equipo local y eso provocó que los de Heliópolis fueran incapaces de luchar por la victoria de igual a igual.

La primera acción controvertida está ubicada en el arranque de la segunda parte: concretamente, un agarrón dentro del área a Radamel Falcao por parte de Damien Perquis provocó que el colegiado señalase el punto fatídico y mostrase cartulina roja al defensor polaco.

Pese a que el penalti sí es justo, dejar el Betis con un jugador menos fue un error y sancionar la acción con cartulina amarilla hubiera sido suficiente.

La segunda jugada que debemos analizar se produce en el minuto 78, cuando Joel Campbell acaba expulsado por una mano dentro del área. Vista la repetición, se observa claramente como antes de que el constarricense cometa la infracción, Filipe Luis toca el esférico con la mano, por lo que el colegiado debería haber decretado penalti a favor del Betis, por lo que el conjunto verdiblanco también queda en esta acción claramente perjudicado.

Relacionados