thumbnail Hola,

El árbitro asturiano no tuvo fortuna impartiendo justicia en El Sadar y acabó perdiendo el control del partido en los minutos finales

El FC Barcelona logró una sufrida victoria ante Osasuna en la segunda jornada de la Liga BBVA y lo hizo con mucha polémica.

El conjunto de Tito Vilanova estaba cayendo por 1-0 en El Sadar cuando el colegiado no vio un fuera de juego de Alexis Sánchez que acabó provocando el tanto del empate y también posibilitó la remontada blaugrana.

Pero hubo mucho más. Goal.com analiza el choque y resuelve los principales interrogantes del arbitraje en este partido.

16' Messi y lo que pudo ser el primer gol del Barcelona

El argentino se quedó completamente solo en un balón al espacio pero el colegiado invalidó la jugada por fuera de juego. En la repetición, se puede observar que aunque la posición es muy justa, Flaño habilita la posición de Messi, que perdió así la oportunidad de marcar en un mano a mano con Andrés Fernández.

22' Gol totalmente legal de Osasuna

Joseba Llorente consiguió adelantar a los suyos después de una gran asistencia por parte de Roland Lamah. Aunque desde el Barcelona se protestó que el gol subiera al marcador, lo cierto es que Carles Puyol habilita la posición del delantero rojillo.

71' Expulsión Tito Vilanova

El entrenador culé tuvo que marcharse del terreno de juego después de que Muñiz Fernández le expulsase. Aunque sí es cierto que Tito levantó el brazo quejándose ostensiblemente de una decisión del colegiado, lo cierto es que mostrarle el camino a vestuarios pareció exagerado.

75' Gol del Barcelona, fuera de juego de Alexis

La jugada principal del partido, sin duda. Alexis Sánchez recibe un balón en fuera de juego claro e inicia una jugada que acaba en gol de Leo Messi. La acción no debería haber subido al marcador y permitió el empate blaugrana, condicionando el resultado.



76' Expulsión Puñal

Precisamente esa acción motivó la posterior expulsión de Puñal, que en un arranque de rabia y con la tensión del momento cometió un exceso verbal ante el que el colegiado se mostró implacable, mostrándole la roja y condenando a Osasuna a jugar con diez.

En conclusión, Muñiz no supo gestionar un partido lleno de tensión que se le fue completamente de las manos. Es cierto que se equivocó en la primera gran ocasión de Messi, pero luego perjudicó de forma clara a Osasuna, que se marcha con la sensación de que el colegiado influyó de forma decisiva en su derrota.

Artículos relacionados