thumbnail Hola,

El exgoleador de la Selección argentina habló de los inconvenientes que le trajeron las constantes lesiones en la rodilla; "no podía caminar más", reconoció.

Gabriel Omar Batistuta, máximo goleador en la historia del seleccionado argentino, confesó en una entrevista todos los problemas que le provocaron las lesiones en la rodilla que lo obligaron a dejar el fútbol: "No podía caminar más", reconoció el santafecino.

"Dejé el fútbol y de un día para otro no podía caminar más. A los dos días no podía caminar, no al mes. Me oriné en la cama, teniendo el baño a tres metros, porque no me quería levantar por el dolor"; admitió el nacido en Reconquista en una entrevista con TyC Sports. 

Bati dijo que, desesperado por la situación, viajó a Europa en busca de un médico que lo curara . "Me fui a ver al doctor Avanzi y le dije 'cortame las piernas'. Me miró y me contestó que estaba loco. Yo insistía, no podía más, vivía malhumorado. No puedo contar el dolor, es imposible transmitírselo a la gente", trato de graficar el Batigol.

Y continuó: "Lo vi a Pistorius y dije esa es mi solución. El doctor me dijo que no iba a hacérmelo. Me hizo una fijación de tobillo por medio de tornillos. Me pidió que eligiera en qué pierna hacerlo, porque en las dos no se podía. Fue la derecha, me daba lo mismo. Mi problema es que no tengo cartílagos ni tendones. Mis 86 kilos están apoyados sobre los huesos. Y el hueso contra hueso me generaba dolor. Después, la situación fue mejorando, aunque pasó mucho tiempo", dijo en la entrevista.

Sin embargo, el ex-Fiorentina, Roma, Boca y River, entre otros, que se retiró en 2005, tras jugar en el Al Arabi de Qatar, reconoció: "Estoy mucho mejor con respecto hace tres años".

Relacionados