thumbnail Hola,

El central ha desvelado que en su juventud cayó al suelo empujado por el holandés en una comida familiar

Gerard Piqué ha hablado para la revista 'So Foot' sobre un par de anécdotas que no marcaron su vida pero sí recuerda con gran lucidez antes de su llegada a la élite del fútbol. El central del FC Barcelona es de todo menos serio y no tiene reparos en contar aspectos de su pasado.

La primera anécdota tuvo que ver con Louis Van Gaal cuando tenía 14 años. El técnico culé fue invitado a casa de su abuelo a comer pero para Piqué se convirtió en una terrible situación. “Yo quería impresionarle. Venía a casa el entrenador del Barça. Pensaba que dentro de 3 o 4 años me gustaría jugar en el equipo. Pero él me apartó de un empujón y caí al suelo. No abrí la boca en toda la comida”, destacó.

El segundo de los hechos que ha relatado para la citada revista se desarrolló en su etapa en el Manchester United con una de las por entonces estrellas del equipo, Roy Keane. “Recuerdo un día en el vestuario. Yo acababa de colgar mi pantalón y de repente el móvil, que estaba en uno de los bolsillos comenzó a vibrar. Lo corté de inmediato, solo vibró, pero él se volvió loco, chillando '¡what the fuck!. Fue terrorífico”, comentó.

Piqué ha sido y es durante toda su vida culé de nacimiento. El central catalán recuerda con cariño y a su vez con gracia estas anécdotas de antes de su llegada a la élite en el FC Barcelona. De Van Gaal podría haber aprendido más de un empujón mientras que de Keane quién sabe qué le quedó.



Artículos relacionados