thumbnail Hola,

El futbolista argentino decidió ponerse uno de los chupetes de su hijo en las celebraciones por el título

El palmarés del argentino Lionel Messi sigue engordando con el FC Barcelona. Aunque esta Liga parecía tener dueño desde hace muchos meses, el argentino mostró su lado más simpático y paternal al saltar al césped del Camp Nou con su hijo Thiago en brazos.

La lesión que arrastra Messi desde hace unas jornadas impidió que lo hiciera con el resto de sus compañeros en el terreno de juego en el enfrentamiento ante el Real Valladolid.

El '10' culé no quiso perderse la celebración que se produjo al terminar el choque por la consecución del título de Liga y quiso hacerlo con su bebé, nacido el 4 de noviembre de 2012. Messi sorprendió a todos los asistentes, y a la plantilla, cuando decidió ponerse un chupete que en la boca y es que el argentino parece que está feliz como un niño por este nuevo campeoanto.

Artículos relacionados