thumbnail Hola,

Era tanta la alegría y pocas las ganas de quedarse en el Camp Nou, que Javi Martínez perdió el autobús de vuelta al hotel por quedarse atendiendo a los medios

La plantilla del Bayern de Múnich tuvo una de las noches más felices de la temporada tras la victoria en el Camp Nou por 0-3, resultado que certificaba su pase a la final de la Champions League.

Tanta euforia había, además de pocas ganas de quedarse dando vueltas por el estadio, que no se dieron cuenta de que no volvían todos. El autobús del Bayern dejó el Camp Nou abandonando tras de sí a un jugador: Javi Martínez, que se había quedado atendiendo a la prensa antes de volver con el equipo.

Cuando el jugador fue a buscar a sus compañeros tras dejar a la prensa en la zona mixta, no los encontró, y tuvo que irse en taxi al hotel de concentración en el que el Bayern pasó la noche antes de volver a Alemania.

Relacionados