thumbnail Hola,

Los pilotos de Fórmula 1 protagonizaron un curioso pique al finalizar el Gran Premio de Malasia

La Fórmula 1 y el fútbol no son tan distintos al fin y al cabo, al menos eso se empeñaron en hacernos ver los dos pilotos del equipo Red Bull, Sebastian Vettel y Mark Webber, que protagonizaron esta mañana, durante el Gran Premio de Malasia, un pique que se alejó de lo sano para rozar la pelea pública.

Con ambos pilotos como primer y segundo clasificados durante la carrera y bajo órdenes de equipo de bajar las revoluciones, Vettel decidió atacar a Webber, saltándose las indicaciones de sus superiores, para terminar arrebatándole la primera plaza y ganando el Gran Premio.

La tensión entre ambos pilotos fue evidente durante el resto de la carrera y, además, Webber echó más gasolina al fuego al evidenciar los problemas internos del equipo de forma pública en la entrevista posterior a la entrega de premios. "Podría haber ganado, pero no me dejaron", lanzó.

De esta forma, Vettel y Webber rememoraron ya conocidos conflictos surgidos en muchas ocasiones en el mundo del fútbol, siendo el de Balotelli y Roberto Mancini el más reciente y chocante, ya que también se superaron los límites de la deportividad.