thumbnail Hola,

El acto se hizo como parte de un ritual llamado a traer buena suerte en este 2013 que iniciamos

Tal y como cuenta Mundo Deportivo, en la ciudad de La Plata (Argentina), quemaron la madrugada del 1 de enero un muñeco gigante de Leo Messi sentado sobre una bola del mundo siguiendo un rito popular de buena suerte.

El origen de esta tradición de quemar muñecos, similar a la de las Fallas valencianas, es antiguo; en el caso platense, se trata de un festejo celebrado por barrios y que suele agrupar a todos los vecinos en las primeras horas de cada año.

En los albores de 2013 ardieron un total de 144 muñecos inscritos y habilitados por la Municipalidad.
Uno de ellos, el más visitado durante el recorrido realizado el 31 de diciembre de 2012, fue el de Lionel Messi, obra de los vecinos de la barriada de El Mondongo.

El muñeco del crack del Barça y de la albiceleste medía varios metros de altura y lucía la camiseta de la selección argentina. Tras un brindis colectivo, el Messi gigante ardió e hizo explotar los petardos que llevaba en su interior para disfrute de cientos de platenses que se acercaron a despedir el año 2012 y recibir el 2013 con este rito que garantiza, dicen, que los doce meses venideros serán buenos y positivos.

Artículos relacionados