thumbnail Hola,

La periodista de Telecinco perdió los nervios cuando notó que varios fotógrafos llegaron al restaurante donde almorzaría con el portero del Real Madrid. Su belleza siguió intacta

Todo comenzó cuando la pareja iba a almorzar en un restaurante de Boadilla del Monte. Sara Carbonero e Iker Casillas fueron sorprendidos por un grupo de paparazzi que tomó fotografías a la periodista de Telecinco y al portero del Real Madrid. La tensión de la dama se reflejó en su rostro y en la ira hacia sus colegas, pero ni eso pudo borrar un gramo de su belleza.

Fue la publicación noruega Dagbablet la primera en sacar a la luz las imágenes del incidente protagonizado por una de las parejas más mediáticas del mundo del fútbol. Los fotógrafos asediaron a los novios, incluso más que Leo Messi al propio Iker en alguno de los tantos Clásicos que disputan Barcelona y Real Madrid. La situación provocó el enfado de Sara, a quien ni Casillas pudo contenter. Entre gritos, la novia del meta pedía que los trabajadores se retiraran del lugar y que no tomaran más imágenes.

Son horas tormentosas para la hermosa periodista televisiva. Es que hace pocos días, en la Eurocopa, debió regresar a España por el fallecimiento de su abuelo. Por si fuera poco, en la cita continental se equivocó feo al preguntarle a Andrés Iniesta si le hubiera gustado tirar un penalti en la tanda contra Portugal, cuando en realidad el jugador del Barcelona sí había lanzado y convertido una pena máxima. El error generó la burla de medio país.

Artículos relacionados