thumbnail Hola,

El portugués se gana cada vez más enemistades, incluso en su propio país

Cristiano Ronaldo ha vuelto a protagonizar un lamentable incidente en Lisboa, donde se encuentra con su selección nacional. La estrella lusa del Real Madrid, que se había negado anteriormente a firmar un autógrafo a una niña con la camiseta del Barcelona, ha sido increpado ahora por no cuidar suficiente a sus fans.

El luso se encontraba cenando en un restaurante de la capital portuguesa mientras fuera del establecimiento lo esperaban varios aficionados. Tras salir del local, algunos compañeros como Coentrao o Meireles se pararon a firmar autógrafos y sacarse fotos con sus fans, pero el delantero del Real Madrid se negó una vez más a obsequiar con su tiempo y su imagen a algunos de sus seguidores, algo que provocó su reacción.

Insultos varios y gritos de "Messi, Messi" fue lo que recibió a cambio el atacante portugués mientras se metía dentro de un coche de lunas tintadas. El crack en el terreno de juego no parece solventar igual de bien algunas circunstancias fuera de la cancha.

Artículos relacionados