thumbnail Hola,

Neymar, Peralta y las claves de la victoria de México ante Brasil en Londres 2012

México hizo historia al derrotar a Brasil en la final de Fútbol Varonil de Londres 2012 y con el triunfo, también llegaron valiosas conclusiones de cara al futuro

El toque es la clave

México fue capaz de dominar a Brasil por momentos, en otros se vio claramente superado, sin embargo, cuando México era dominador, fue gracias al toque de balón.

Pases de primera intención, paredes, triangulaciones. México llevaba el balón de un lado al otro y Brasil lo perseguía. El buen manejo del balón también fue clave para generar jugadas ofensivas mucho más claras. El segundo gol de México fue, precisamente, en una gran jugada colectiva.

Cuando México intentó jugar al contragolpe saltando líneas, le puso el partido mucho más sencillo a Brasil, quien recuperaba fácilmente. La conclusión: Toque de balón antes que despejes a donde sea.

Neymar no es imparable

Vaya, de hecho, ningún jugador lo es. Sin embargo, el astro brasileño había sido el líder y la figura del equipo olímpico. Se esperaba una gran actuación suya el día de hoy. El partido terminó y la genialidad nunca apareció..

Neymar fue borrado del terreno de juego por la excelente cobertura de Jiménez, por la banda, y de Mier ya en la central. El delantero del Santos nunca estuvo cómodo, ni tuvo el espacio necesario para crear magia. México anuló a la figura rival y con ello aniquiló la mitad del potencial de Brasil.

Aquino es un gran recuperador

El volante del Cruz Azul de México tiene gran velocidad y gambeta, es un delantero con muchas cualidades, pero hoy acabó de resaltar una muy importante: es un gran recuperador de balones.

Con el pressing de México en los primeros minutos, Aquino y compañía intentaban robar el balón cerca del arco brasileño. El resultado, un gran robo de Aquino resultó en la asistencia para el primer gol de Oribe Peralta.

Así como este, en el partido contra Turquía, en la Toulon, y también en la semifinal contra Japón. Los robos de balón de Aquino han sido importantes para México en etapas definitorias. Hoy simplemente se confirmó lo que ya venía mostrando tiempo atrás.

"Orobe" Peralta es el hombre del momento

Toda una nación lo apoya. El flamante delantero del Santos mexicano, Oribe Peralta, es, simplemente, la sensación del balompié mexicano en este momento. Fuerte, rápido y con una bella relación con el gol, Peralta pasó de ser "el que no daba lo suficiente", a ser el héroe del equipo.

No cabe duda que goles son amores, y Peralta tiene el gol en sus botines. Es importantísimo para México que este delantero mantenga el nivel de cara a las próximas eliminatorias a Brasil 2014. Hoy México se convirtió en una nación de #Oribelievers.

México es la bestia negra de Brasil

Esta es, sin duda, la mayor conclusión de todas. Brasil, el gran Brasil, no es capaz de derrotar a México en una final.

Para los amazónicos esta era la oportunidad de acabar con los fantasmas en Olímpicos y, de paso, acabar con la hegemonía mexicana.

El panorama no podía pintar mejor, Brasil llegó en gran ritmo a la final. Además, México perdió a Giovani para el juego contra la canarinha.

Declaraciones aquí, declaraciones allá, lo cierto es que para el mundo entero, Brasil por fin lograría hacerse con el Oro Olímpico. Pero nadie le avisó a México. Estos muchachos demostraron que son un equipo importante, que están en la elite del fútbol mundial.

Estos jóvenes demostraron una vez más, que si hay alguien que va a aderrotar a Brasil, ese es México.

Artículos relacionados