thumbnail Hola,
Los cinco mayores fracasos en la historia del fútbol

Los cinco mayores fracasos en la historia del fútbol

Getty Images

Desde el descenso de históricos como Atlético de Madrid o River Plate, hasta la decepción mundialista de Francia 2002 o Italia 2010, añadiendo el letargo de España en Londres 2012.

 José David López
 Análisis | Londres 2012
Síguele en

Toda competición tiene dos extremos. La sensación ganadora y la derrotada. Cuando la negativa se alarga mucho más de lo esperado, el entorno presiona, el peligro se multiplica y las posibilidades de fracaso se convierten en realidad mucho más allá del nombre, apellidos, dni o historia que te haya acompañado hasta ese momento. Da igual la grandeza, los éxitos, los árbitros, la masa social o las expectativas, pues no existen cuando la competitividad cuestiona tu línea. Todo acaba siendo un motivo más para agigantar el fracaso o la decepción, esa irrespirable sensación que el fútbol es experto en mostrar cada cierto tiempo.

Los Juegos Olímpicos habían colocado entre sus grandes decepciones históricas a Brasil por su incapacidad de sumar su primera medalla de oro pero la cita de Londres ha revertido esa situación y ahora, ha sido la campeona del Mundo y de Europa, España, la que ha fracasado estrepitosamente. Una sonora decepción que entra directamente al quinto puesto de los grandes fracasos de la historia del fútbol en un ranking de Goal.com donde encontramos días negros para Atlético de Madrid o River Plate pero también, para naciones acostumbradas al éxito como Francia en 2002 y Italia en 2010.

Descenso a Segunda división del Atlético de Madrid (1999-2000): El nuevo siglo trajo al fútbol español una de sus grandes decepciones históricas. El Atlético de Madrid, con jugadores como Hasselbaink, Solari, Valerón, Baraja, Capdevilla, Molina o Kiko, descendió a la Segunda División en una etapa terrible para la institución colchonera, que empezó el curso avocado a la penumbra que estaba por cubrir su historia. Tras los ocho primeros partidos, los rojiblancos eran ya colistas, a lo que se sumó un grave problema extradeportivo, pues el juez de la Audiencia Nacional, decretó la destitución del presidente Jesús Gil y de todo el Consejo de Administración de la entidad, y la intervención, colocó al desconocido Luis Manuel Rubí como administrador judicial del club con plenos poderes hasta el 31 de marzo de 2000 para llevar la gestión de la entidad mientras se investigaban los supuestos delitos de estafa, apropiación indebida, falsedad de documentos y delitos societarios. El equipo acabó la primera vuelta en la 14ª posición, dos por encima del descenso, pero la situación no mejoraba, Ranieri fue despedido y llegó Antic, que no pudo hacer reaccionar a su vestuario, que se fue al ‘infierno’ tras empatar a dos tantos contra el Oviedo en el Carlos Tartiere en la penúltima jornada. 66 años después, el Atlético volvía a Segunda.

ATLÉTICO DE MADRID: UN AÑO DE DESPROPÓSITOS...

Descenso a Nacional B de River Plate (2011): Tras 110 años de historia, el fútbol argentino perdió a uno de sus dos grandes referentes universales e históricos cuando River Plate perdió la categoría tras tres años caóticos en una entidad apaleada por sus directivos y una crisis económica palpable en la disminución de recursos año tras año. El equipo que más torneos oficiales ganó en su país (33), el que ganó dos Copas Libertadores y una Intercontinental y el noveno del mundo en el siglo XX por su poderío y prestigio, según una encuesta de la FIFA. Argentina lo tachó como ‘El día más triste’, el del juicio final a todos sus pecados y el de la derrota definitiva ante Belgrano en el monumental. River había llegado a ese playoff definitivo tras una serie de acontecimientos históricos negativos que lo empujaron al abismo. Perdió 2-0 en la Ida y en mitad de una ‘olla’, solo empató (1-1) entre parones constantes por la afición, un penalti errado y demás sensaciones amargas. Tras el duelo, los jugadores se reunieron en mitad del campo rodeados de policías pues iban a tener problemas hasta para abandonar su sede. Se produjeron graves disturbios, 72 heridos, se destrozaron las instalaciones del recinto deportivo, intentaron acceder a los banquillos, se saquearon comercios, quemaron contenedores de basura y lanzaron piedras a los efectivos de seguridad, a lo que estos respondieron con cañones de agua. Fue, ‘el día más triste’.

RIVER PLATE: EL 'CASTIGO' POR TANTOS ERRORES COMETIDOS

Eliminación Mundialista de Francia en 2002: La cita de Korea-Japón será siempre recordada por su exotismo, algún que otro favor a los locales y la eliminación de la selección francesa en la primera fase con las peores estadísticas que jamás presentara un campeón vigente. Era la Francia de Roger Lemerre que, pese a su aureola mística tras haber levantado de manera consecutiva el Mundial del 98 y la Eurocopa del 200, fracasó con estrépito en la fase final asiática. Su grupo, competitivo, iba a convertirse en una trampa mortal desde el primer día para Zidane, Vieira, Henry, Lizarazu y compañía…. En uno de los partidos más históricos de los Mundiales, Senegal sorprendió a todos con velocidad, fuerza y descaro, superando en el debut a los galos (0-1). En su segundo partido, Francia debía ganarle a Uruguay para intentar clasificarse, pero el partido terminó sin goles en el hermetismo de un choque lleno de presión. Sin opciones y con un desánimo palpable, Les Bleus cayeron nuevamente ante Dinamarca (2-0), por lo que la selección que defendía trono europeo y mundial, se fue de ‘su’ territorio sin haber sido capaz de marcar gol y con el peor resultado que ha tenido un campeón defensor.

FRANCIA: EL PEOR RESULTADO DE UN 'CAMPEÓN'

Eliminación Mundialista de Italia en 2010: El primer Mundial en suelo africano será recordado por el cariño de un pueblo exótico, por Mandela, por las vuvucelas o el gran mito que marcó España pero, desde luego, también por la desastrosa imagen dejada por Italia. Y es que la Azzurra llegaba como defensora del título y aunque venía de dejar una imagen dubitativa en la Euro 2008, era uno de los favoritos a ganar el torneo teniendo en cuenta que además, su primera fase era previsiblemente cómoda. Sin embargo, fracasó en sus tres partidos con un ritmo lento, incapacidad para crear ocasiones y cediendo en su siempre competitiva línea defensiva. Italia, con Cannavaro, Buffon, Pirlo y Lippi en el banquillo, quedó eliminada en primera ronda, sin poder ganar ningún partido (empató con Paraguay-Nueva Zelanda y cayó contra Eslovenia) para firmar la peor participación mundialista de su historia. Las críticas fueron feroces, se llevó a cabo una renovación inmediata de su organigrama y, desde entonces, se intenta superar el trauma.

ITALIA: LA INCAPACIDAD EN SU GRADO MÁXIMO

Eliminación Olímpica de España en 2012: Acaba de consumarse pero es una cruel realidad que asumir. La selección Española absoluta alcanzó la gloria más importante de la historia del fútbol este verano al sumar su tercer entorchado consecutivo (Euro 2008, Mundial 2010 y Euro 2012), lo que extrapolado a Londres 2012 y sus Juegos Olímpicos, se traduce en que la Roja era una de las favoritas porque, además, sus jóvenes acababan de salir airosos del Europeo Sub 21 ganando con una imagen tremendamente sólida. Cierto es que Brasil tiene probablemente más necesidad y está en la línea más firme, pero la selección de Luis Milla ha fracasado a gran escala ante el planeta olímpico. De nada sirvió que se agregaran a la lista de convocados tres recientes campeones de Europa como Jordi Alba, Javi Martínez y Juan Mata, pues el déficit en creación (sobre todo por la baja de Thiago Alcántara y las mermas físicas de Ander Herrera), la falta de contundencia defensiva y la nula pegada atacante en momentos de lucidez, impidieron al menos alargar la agonía hasta la última jornada de grupos. Tal fue el fracaso que dos selecciones competitivas pero menores como Japón y honduras, supieron plantear el partido perfecto para adelantarse en una contra de despiste español y juntar líneas para desesperación y crítica de todos los jugadores españoles. Una imagen gris, muy triste y desesperante para la Mejor Selección de la Historia que, al menos en Londres, mostró su lado más aciago.

LONDRES 2012: ESPAÑA, GRAVEMENTE DAÑADA EN SU IMAGEN

Artículos relacionados