thumbnail Hola,

Una obsesiva Brasil necesitada de su corona olímpica pendiente, una colección de británicos y la competitividad imprevisibles de México o Uruguay, retos de La Roja en Londres 2012

 José David López
 Análisis | Londres 2012
Síguele en

El Comité Olímpico Internacional decidió hace más de un siglo que el fútbol debía ser considerado entre sus deportes y desde 1900, se unió a las competiciones olímpicas. Antes, no había tenido sitio, aunque se cree que en Atenas 1896 ya se realizaron avances en este sentido, pero de manera extra-oficial. Un equipo de Esmirna contra uno de Atenas parece ser la primera prueba real de fútbol en Juegos Olímpicos, que desde ese momento lo utilizaron como eventos de demostración. Fue en Londres 1908 donde por vez primera la oficialidad se acordó entre ambas partes y el fútbol encontró hueco estrenándose con un Dinamarca-Francia.

Desde entonces, cambios constantes, una ausencia en 1932 debido a la mínima fama que encontraba el deporte rey en USA y muchísimas sorpresas. Y es que por ejemplo, Hungría y Reino Unido comparten la gloria del medallero con tres títulos cada uno, siendo pese a todo los ‘magiares’ quienes más éxitos obtuvieron con otras dos medallas más en su haber hasta sumar cinco. Dos oros de Argentina, Unión Soviética o Uruguay, demuestran lo imprevisible del torneo olímpico en el fútbol, donde curiosamente, no se aprecia ningún éxito de la pentacampeona del mundo, una Brasil que tiene auténtica obsesión por su histórica mala suerte en estos escenarios.

España, auténtica dominadora del fútbol mundial y europeo en la actualidad, apenas tiene una medalla de oro conseguida como local en 1992. Ahora, llega de nuevo como candidata tras su corona en la Eurocopa 2012, con jóvenes consagrados al primer nivel y un elenco de estrellas para aspirar a todo. Más allá de Japón (con un equipo lleno de inexperiencia internacional y jugadores de la JLeague), Marruecos (con individualidades que aún no han explotado) y una semi-desconocida Honduras que sorprendió en su zona clasificatoria, que serán sus rivales en la primera fase, las grandes ambiciones de España tiene cuatro enemigos de primer nivel.

Brasil, con más estrellas, motivación y presión para el oro que no tiene: El gran temor y la gran favorita para Londres 2012. Y no una ‘canarinha’ mermada, sino especialmente motivada para la cita y que lleva preparándose para ella con total interés desde hace mucho tiempo. A ello ayuda que no tiene que participar en los partidos clasificatorios para estar en su Mundial de 2014 porque son ellos los organizadores pero, sobre todo, el dato que más les pesa, es el que indica que jamás ganaron el oro olímpico. Esa obsesión que siempre encontró un final decepcionante, es la que pretenden solventar este 2012 con un elenco de estrellas de primera fila.

Allí estará liderando Neymar, lo acompañarán estrellas que juegan en el reactivado Brasileirao Ganso, Damiao, Lucas Moura o Casemiro, pero también experimentados cracks ‘europeos’ como Daniel Alves, Marcelo, Pato o Hulk. Toda la ambición y presión para los de Mano Menezes, que ya fracasaron con Dunga en la anterior competición en Pekín 2008 y que ahora tienen más alicientes que nunca para conseguir su reto justo antes de que, en cuatro años, ellos mismos tengan su propia Olimpiada.

BRASIL | ESTRELLAS PARA UNA 'OBSESIÓN' LLAMADA ORO

Gran Bretaña, la unión de adolescencia y mitos con presión como anfitrión: Tienen tres títulos olímpicos muy a pesar de que dejaron de competir como nación común hace medio siglo en su versión olímpica. Debido a su rol de anfitrión, Gran Bretaña vuelve a existir para una cita de primer nivel que, sobre todo, va a servir para premiar a varios de los jugadores más importantes en la historia de sus países en los últimos años. Y es que para Gales, por ejemplo, sería casi imposible disputar una fase final de un campeonato futbolístico actual pero estas Olimpiadas abren la opción a dos de sus mitos, Ryan Giggs y Craig Bellamy.

Después de las críticas a la Inglaterra de Hogdson, el premio ‘extra’ le llega al desechado Micah Richards. Pero la mezcla, llena de polémica en el suelo británico, reúne a otros jóvenes interesantes como Cleverley, Ramsey o Sturridge. Eso sí, no oculta sus problemas eternos bajo palos con tres metas de segunda división o una enorme cantidad de juveniles que aún no son importantes en sus clubes Premier. Una variedad peligrosa que jamás ha jugado junta y de la que pueden salir ‘chispas' con Stuart Pearce como improvisado soldador.

GRAN BRETAÑA | MITOS-JUVENTUD, UNA MEZCLA COMPLICADA

Uruguay, 82 años de espera para volver al sentimiento olímpico: Clásico entre clásicos y recuperado en la élite desde los últimos años, el actual campeón de América regresa donde debe estar tras 82 años de espera. El retorno de la celeste a la contienda olímpica, la primera tras de conquistar consecutivamente la medalla de oro en París 1924 y Amsterdam 1928, llega en el mejor momento del combinado en las últimas décadas. Oscar Tabárez lleva una selección con jugadores del campeonato local en su mayoría, aunque insertando estrellas consagradas ya en Europa pues estarán Luis Suárez, Edison Cavani y Edigio Arévalo Ríos como cracks mayores de 23 años.

A ellos se unen Sebastián Coates, Gastón Ramírez, Nicolás Lodeiro y Abel Hernández, suficientes argumentos como para que la larguísima espera de Uruguay traiga una selección competitiva y capaz de recoger más éxitos. Así lo ha asegurado Cavani y hasta Suárez, que han comentado estos días que para ellos es "un sueño" poder estar en Londres 2012 y el escenario ideal donde todos los uruguayos querrían estar compitiendo alguna vez en su vida.

URUGUAY | COMPETITIVIDAD EXTREMA SIEMPRE CANDIDATA

México, mermado por las ausencias pero con talento imprevisible: Luis Fernando Tena lleva preparando la cita Olímpica con mucho tiempo de antelación, reflejando la gran intención que tiene la selección azteca en esta fase final. Su primera necesidad ha sido olvidarse cuanto antes de los jugadores que por diferentes motivos no podrán estar en los Juegos Olímpicos de Londres y que iban a ser determinantes como Javier "Chicharito" Hernández, Carlos Vela y Jonathan Dos Santos.  Para las plazas disponibles a aquellos jugadores de más de 23 años, se lleva al portero Jesús Corona, el zaguero Carlos Salcido y el delantero Oribe Peralta, tres ejemplos de competitividad y experiencia en gran momento de forma.

De esta manera, Tena se inclinó por la base del equipo que ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 (Peralta fue máximo goleador), con grandes prospectos como Marco Fabián, Héctor Herrera y Javier Aquino, a los que además se suma Giovani Dos Santos, quien aún da la edad para participar sin contar como refuerzo. Hay que recordar que después del oro panamericano, México arrasó en el Preolímpico de la CONCACAF donde no perdió un solo partido para coronarse y que, además, salieron campeones en el torneo Esperanzas de Toulon por vez primera. Están en su momento a pesar de sus ‘mermas’.

MÉXICO | UN SALTO PENDIENTE DE SUS INDIVIDUALIDADES

Relacionados