thumbnail Hola,

Ni Barcelona, ni Real Madrid

Ninguno de los grandes ganó, cosa rara. Atlético, Sevilla y Espanyol siguen en buen ritmo

En esta era de duopolio futbolístico en España son raras, muy raras, las jornadas en las que ni Barcelona ni Real Madrid ganan sus partidos de Liga, aunque las posibilidades aumentan exponencialmente cada vez que los blancos viajan a Andalucía.

Este fin de semana ambos equipos acusaron el cansancio como consecuencia del espectacular derby copero del miércoles; ninguno de los dos venció por segunda vez desde el comienzo del campeonato – la primera vez ocurrió en su empate en el Bernabéu durante el derby de la primera vuelta. Particularmente sorprendente es el caso de los merengues, que perdieron en su visita al equipo con peor récord como local de Primera División, el Granada. Los granadinos se llevaron el gato al agua sin hacer ni mucho menos un partido perfecto, y aprovecharon al máximo la ausencia de Mesut Ozil, que cuando no está deja en evidencia las dificultades de este Real Madrid para llevar la iniciativa y crear ocasiones. Al final del partido, como ya se ha convertido en costumbre, Mourinho acusó de desgana a algunos jugadores sin nombrarlos y echó la culpa al calendario. Tristemente su comportamiento sorprende mucho menos que la derrota de su equipo.

Por su parte, el líder lo tuvo muy difícil en Mestalla, y debe agradecerle a Víctor Valdés haberse marchado con un punto. En uno de los mejores partidos del campeonato, los valencianistas mostraron que han aprendido cómo jugarle al Barça, y dejaron a los azulgranas con apenas dos tiros a puerta en su haber, incluyendo el penalty marcado por Messi, que ya lleva 12 partidos seguidos marcando en liga. Será muy raro que otro equipo consiga limitar tanto la acción ofensiva de los catalanes en lo que queda de temporada.

Aunque a veces se critiquen, los cambios de entrenador sacan a algunas plantillas de una inercia negativa, como está pasando con Sevilla y Espanyol. Los sevillistas, imbatidos desde que llegó Unai Emery, derrotaron al Rayo Vallecano con golazo de Negredo y vuelve a mirar a Europa, mientras que el Espanyol de Javier Aguirre se ha hecho fuerte en Cornellá y con una nueva victoria y recital de Sergio García ya ha dejado la zona de descenso cinco puntos atrás.

Los equipos vascos también siguen en trayectoria ascendente. La Real Sociedad, que está haciendo un campeonato muy sólido, dejó a Joaquín Caparrós con los dos pies fuera del Mallorca, y el Athletic mantuvo su racha positiva desde que se anunció que Fernando Llorente se irá a final de temporada: tres jornadas consecutivas sin perder, todas ellas jugando contra equipos de la mitad superior de la tabla. Parece que, con menos ruido fuera del campo, Bielsa ha recuperado al vestuario, pero aún falta para ver al Athletic de la temporada pasada.

Otro que sigue dando qué hablar es el brasileño Diego Costa, que hizo uno de esos partidos que tanto le gustan: jaleo, empujones, entradas con los tacos, gol, peleas con la mitad del equipo contrario y vítores enloquecidos de la entregada afición del Calderón, que estimulada por el Cholo Simeone en los minutos finales de la victoria sobre el Betis, ya ve el segundo puesto prácticamente en el bolsillo.

La jornada nos deja tres damnificados: Celta, Deportivo y el ya mencionado Mallorca, que poco a poco se van distanciando de la salvación. El Depor ya cambió de entrenador, sin mucho resultado. Para los otros dos, ya es hora de medidas drásticas.

Artículos relacionados