thumbnail Hola,

Omar Momani nos trae su particular visión del mundo del fútbol

Argentina se impuso a Holanda en la semifinal de la Copa del Mundo de 2014. Arjen Robben era el jugador más peligroso de los de Van Gaal, pero se encontró con un duro enemigo en Javier Mascherano. El jugador del Barcelona amargó la noche al tulipán.

Solo una vez pudo Robben platarse delante de Romero, pero allí apareció el jugador del Barcelona para sacar in extremis el balón y evitar la victoria holandesa.

Artículos relacionados