thumbnail Hola,

Nuestro artista gráfico Omar Momani nos deja su particular versión del mundo del fútbol

El Arsenal tiene la enfermería más llena que un hospital en época de gripes. De hecho, Arsene Wenger está al borde de la depresión por culpa de dicho suceso.

En una reunión mantenida dentro del Emirates, el entrenador Gunner y la directiva acordaron el presupuesto para 2013. El dinero que iba a ser invertido en fichajes será destinado a comprar colchones y paracetamol para surtir a los servicios médicos.

Aún así, Wenger espera que la crisis de las lesiones finalice rápido para poder recuperar efectivos y competir a buen nivel lo que resta de temporada.

Wenger, enfadado por la crisis de lesiones del Arsenal

Encuesta del día

Relacionados